"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




3 de Junio, 2006


HÉCTOR PÍCCOLI...

Publicado en General el 3 de Junio, 2006, 13:19 por MScalona

 

 Si no a enhestar el oro oído

                                                                       a   ANA   MARÍA

 

 

 

 

Por esta claraboya, permanece en el cuarto lo callado y siguiente.

La castidad del muro, se deshoja en un lento fluir

de agua suspensa; nadie

demora

la joya dispersa del cielo que pasa.

 

Derramaría un alféizar esta banda sin deseo que una sola frase

anega

en qué otra voluntad de agua más que el actual azul de sí,

en que la frase puede, -única-,

encarnar toda su lengua?

 

O es, esposa, quizá el martirizado lema

del vano hecho escollera

para un gas que ingresa, ingresa

-marejada sin rumor y sin rompiente-, a qué espesor?

la exhausta

sangría a la que vuelve, el cielo en movimiento?

 

Un efímero ganado pace ahora, y nada guarda

ni forma obsta, a este moroso acontecimiento.

Acierta un oro vago a legitimar la prescindencia

de vos, e infringir así la tarde abstracta.

Qué serena insistencia, esposa, es estar muerta!

 

Entreabierta en lo alto, la claraboya es una

anagogía

perpleja en los batientes ante la ilegibilidad extensa, ardida:

la luz en la ventalla

total, del cielo indehiscente.

 

La manera del agua estuvo siempre

ya

en el contorno de este cántaro;

la del aire

en el velamen fracto del sauzal:

                                  tu sed es el ventalle

que reitera, la coextensiva referencia de las cosas.

 

Y el deshojado índice en la pantalla cinérea?

La mano gualda

y múltiple, del pronombre rupestre?

En la soflama del zócalo

una mano (o una venatoria) deviene yacimiento, estética.

 

No se escinden así las geminadas alas,

el palimpsesto del cielo.

 

Una cintura, -sin embargo-, se quiebra en el brocal

hacia la estrella querellante;

 

y el denuedo de la forma

enfrenta el primer peligro del reflejo.

 

Pero el vórtice, el vórtice que la presa acosada

ha galopado hasta fuera de sí misma

no se ve, se conjetura;

es ésta la muerte? –Una vaharada de mundo

 

florece en la lisura del instante no significado

Tu alma, como la irretractilidad de la letra.

 

Deniega hacia el crepúsculo la muerte otro desguace

de sillería acongojada,

laminada en el bermejo por un agua, ya,

de ilustración?

 

La prisión sí, la noche írrita.

 

Del espejo aún no declinado, sólo la fruitiva,

la reflexiva superficie. Labora allí tu ausencia.

Véspero, el azul

diacrítico, entre la vegetación ya íntima

Y la obra viva de ese azul, tendida

a la aherrojada florescencia, de qué sueño

anterior?

 

- La hondura, en que el reflejo aquí nos verticila

El alba de la jarra, alrededor

de una arbitrariedad sanguínea:

lo cóncavo se imbrica allí, o almena su mismo

ejercicio cenital, de simular un alma.

 

La volatinería gradúa también así lo intersticial,

una palabra, la ensoñación del reciario.

 

Vuelve la figura entonces al recuerdo,

a gravar el aire enrarecido y cofrade,

a grabar la aleda sonora y sutilísima

de la tarde increada.

 

Y alucina sus visos, se encuaderna

en inútil prevención del ardimiento,

del desorden que demora

la madera del sicómoro:

 

el tríptico, donde un mismo pétalo lentamente se calcina…

                                       

                                          HÉCTOR  PÍCCOLI



Roberto Retamoso. La Dimensión de lo Poético  p.44

Hector Dinsmann Editor.  escribe:

 

“…la poesía de Héctor Piccoli se caracteriza por su escritura densa y compleja, que condensa sabiamente las formas de la gran tradición poética universal con las formas modernas de dicha poesía. El rigor de la forma, que se manifiesta tanto en la utilización magistral de los recursos poéticos del lenguaje como en la explotación de sus vertientes etimológicas, es, visiblemente, una nota distintiva de la poesía de Piccoli.” 

El campo

Publicado en Poemitas. el 3 de Junio, 2006, 12:55 por negrointenso

I

El colectivo y la ruta

La ventanilla

una pantalla gigante.

Antes de llegar al paisaje natural

hay que atravesar los suburbios.

En su voracidad inmobiliaria

crecen los satélites

prolongando

       agonías.

II

Y al fin

aparece el campo

vastedad de la llanura

la nada puede serlo todo.

Algunos sembrados

otros cultivos, vírgenes.

Orillas de arroyos o

márgenes de un río poderoso,

territorios en los que la ley

no impera.

III

Bajo

y deambulo

por un camino

de tierra.

Decubro un bañado,

ese desperfecto

de la llamada agricultura,

sólo violado por los

                cazadores.

IV

Admito:

admiro la perfección de la totora

                             aterciopelada.

Me dejo sorprender

por el color fucsia

de los huevos

caracoleros.

Matices casi urbanos

Y ese

milagro de las flores silvestres.

--------------------------------

Alguna vez escribí poemas largos.

Verónica Laurino.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-