"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Instrucciones para fumar un cigarrillo

Publicado en General el 16 de Mayo, 2006, 1:59 por tomasboasso

                                                                      

                                                                                                     A Julio Cortázar.


    Es necesario que el fumador compre un atado. Se sabe que no es lo mismo fumar el primer cigarrillo que el segundo o el último. Entonces, debe ser el primero: en el caso de un fumador habitual, no haber fumado en un tiempo considerable por encontrar que se ha quedado sin (aunque un buen fumador que no tiene cigarrillos es mas bien un fumador desprevenido o un buen fumador que está por perder la categoría); y para el caso del fumador social, el cual no fuma desde su último fin de semana, el cigarrillo debe estar acompañado a la primer copa de vino del viernes siguiente.   

    Ante todo, se aconseja golpear la parte superior del atado para que el tabaco descienda, posibilitando, así, un encendido perfecto a la circunferencia del cigarro. 

    Luego, abrir suavemente la tirita de celofán como si se lo estuviese haciendo con el envoltorio del último Toblerone del mundo. Una vez cumplido el instintivo y necesario ritual, quitar el papel metálico de la manera en que a uno más le plazca, aunque las posibilidades no sean mayores. Si el atado es común, se debe golpear suavemente la mitad cerrada contra una mesa o contra el índice de la mano libre, de tal manera que por la mitad abierta se asomen dos o tres filtros. Si el atado es box, el paso es más sencillo: la yema del pulgar de la mano con la que se lo sostiene, debe acariciar ascendentemente algunos de los soldaditos de la fila primera. En ambos casos el cigarro a fumar será el que el azar haya decidido que quede más a mano.

    El cigarrillo selecto debe sostenerse durante unos pocos segundos entre el pulgar y el índice, apoyando su lomo sobre los metacarpos de los dedos restantes.

    Luego, y esto es lo más importante, colocarlo entre los dientes sin llegar a morderlo (pero sosteniéndolo, no vaya uno a tragárselo); una vez asegurado este paso, cerrar los labios suavemente y soltarlo de los dientes para que decaiga unos treinta grados. No incide, aquí, el hecho de que los labios estén o no humedecidos, aunque a algún distraído pueda llegar a caérsele el cigarro si sus labios están secos o pegársele en caso contrario.

    Este momento no puede ser opacado, debe disfrutarse de manera epicúrea, y cada fumador, con la mente totalmente despejada, ida, tratará de verse a sí mismo desde afuera, fotográficamente, y comprender que ahora sólo es un rostro, un cigarrillo y dos miradas, con todo lo que eso implica.

    Es indistinto encenderlo con fósforos, encendedor o Zipo. Se recomienda no hacerlo con la hornalla o el calefón ya que se pierde el disfrute de la primera pitada. Hay quienes puedan encontrar desagradable el encendido con fósforos, pero si es lo único que se tiene a mano, tendrá que liberarse y pensar que son de hotel, del que mejores recuerdos le traiga. Eliminando los prejuicios, todo será más ameno.

    La primera pitada debe ser profunda, y la inhalación debe estar acompañada de la suave sonoridad que produce un escalofrío. Cuando el humo ya calmó parte de la ansiedad y ha sido saboreado particularmente por cada fumador, llega el obligado paso a la exhalación, la cual debe ser fluida, no atorada, en forma natural de suspiro. Se invita a inclinar la cabeza cuarenta y cinco grados hacia arriba, mirando sin ver.

    Duración promedio de cada exhalación: cinco segundos.    

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-