"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Mayo del 2006


aguirre

Publicado en General el 31 de Mayo, 2006, 23:37 por negrointenso

Compañeros: voto por el aforismo "la sangre es breve en el cuerpo, infinita en los espacios" y coincido con Lorena, no son todos buenos, pero todo no se puede, pobre aguirre.

Aqui van mis mas recientes breves:

Las maestras educaban para la paz

los educando les robaban hasta las tizas.

-----------------------------------------

Amor al prójimo

Finalmente colocaron alambre de púa

en todo el perímetro del Centro de salud.

---------------------------------------

La tristeza inconmensurable en los ojos de ese niño

tomaba con sus deditos

la punta de la campera quemada.

------------------------------------------

Limpieza.-

Publicado en Poemitas. el 31 de Mayo, 2006, 23:27 por maripau.-

Sube las sillas patas arriba

dos son distintas

a un costado, la escoba contra la pared...

Barre bajo la mesa

un montoncito prolijo de porquería,

se acuerda de poner a lavar el mantel con florcitas,

afuera, el sol está para tomarlo

y  seca la ropa tendida...

Sigue barriendo

varias veces cada lugar

la palita es lila

y la mugre resalta cuando se junta.

sacude el polvo

los muebles, el espejo, el colchón

pensar demás ensucia...

el runrún de la radio, el temblor,

y entre las cortinas un pedazo de cielo,

el balde rojo se llena de agua

para que después el trapo se sumerja...

lo hunde con las manos

-habría que comprar otro-

hasta empaparlo en agua y desodorante

Olor a sol, decía en la etiqueta.

¿será?

nadie podría quejarse, además es amarillo,

el perfume borra los pasos del piso..

va hacia atrás

de espaldas, de esquinas, decantando...

piensa qué mejor es que no.

vuelve a mojar el trapo,

lo saca y lo estruja

repasa las longitudes...

el paño se friega contra el piso

y se va abriendo...

decide que no, que mejor no

se salpica los pies.

Any, yo estuve todo el día cantando...

Publicado en Mis canciones el 31 de Mayo, 2006, 21:27 por MScalona

esta canción, letra de FEDERICO GARCÍA LORCA,

música de Juan García de Diego, cantada por ANA BELÉN....

                                          *  *  *  *  *                                      

Siete corazones tengo

pero el mío

no lo encuentro...

             *

En el alto monte, madre...

tropezábamos yo y el viento.

Siete niñas de largas manos

me llevaron en sus espejos.

             *

He cantado por el mundo

con mi boca de siete pétalos.

Mis galeras de amaranto

iban sin jarcias y sin remo.

             *              

He vivido los paisajes

de otras gentes. Mis secretos

alrededor de la garganta

sin darme cuenta iban abiertos.

              *

Siete corazones tengo

pero el mío...

no lo encuentro.

                                 *

En el alto monte, madre

(mi corazón sobre los ecos

dentro de un álbum de una estrella) 

tropezábamos yo y el viento.

                *

Siete corazones tengo

pero el mío...

no lo encuentro.



Blusa

Publicado en Poemitas. el 31 de Mayo, 2006, 19:51 por tomasboasso
                 

Sumergirse en el mar rojo

saltando desde algún punto

del aire

y caer con la boca sedienta

-ahogarse-

aliviaría el mito de respirar,

abrir los ojos

dilatar la sangre

invadiéndola,

deshacer las formas que no hay

brindar el vino silencioso

encallado

entre las copas que vuelcan siluetas

sobre lo que no se ve,

nadar -cuesta- abajo

cada vez más rojo

el entorno

oscurece la noche

blanca

en sus profundidades ásperas,

los canales se unen

en un punto

gimiendo estaciones trenzadas

de un grito

que desarma a los peces muertos

que aún

cuando todo sea nada

seguirán con los ojos bien abiertos.
                                    

hace cuanto q no cantamos?

Publicado en Mis canciones el 31 de Mayo, 2006, 19:35 por ANY

Divididos
Album: Vianda de ayer

Spaghetti Del Rock

Pistones de un curioso motor
de humanidad
resortes viejos de este amor
que se va.

Memoria hostil de un tiempo de paz
sin paz.
Narices frias de una noche atrás.

Besos por celular
las momias de este amor
piden el actor de lo que fui.

Pantalla de la muerte y de la
cansión,
proyectos de un nuevo spaghetti
del rock.

Ciclope de cristal
debora ambición,
vomita modelos de ficción.

Remontar
el barrilete en esta tempestad
sólo hará entender
que ayer no es hoy
que hoy es hoy
y que no soy actor de lo que fui.

Besos por celular
las momias de este amor
piden el actor de lo que fui.

Remontar
el barrilete en esta tempestad
sólo hará entender
que ayer no es hoy
que hoy es hoy
y que no soy actor de lo que fui.

Dedicatorias

Publicado en General el 31 de Mayo, 2006, 18:33 por Germán Minguei

Un amigo mío, o más bien un hermano del alma, es fanático de Dolina.

Cada tanto, ahora que puede, se compra los libros y va a Buenos Aires a verlo.

Es claro que en cada ocasión le lleva un libro para autografiar.

“Crónicas del ángel gris” dice: “Diego: yo soy el ángel – Buenos Aires 24-4-2003”

“El libro del fantasma”, “Diego: los fantasmas existen – 15/6/04”

“El bar del infierno”. “Diego, bienvenido al bar – 30/8/05”

“Radiocine” lleva la siguiente dedicatoria: “Diego: ¿no nos vimos en otro libro? – 24 de Mayo del 2006”

EJERCICIO sobre los AFORISMOS de Aguirre...

Publicado en General el 31 de Mayo, 2006, 11:22 por MScalona

Me gustaría, como JUEGO o EJERCICIO para hoy,

que cada uno, de los 3 grupos,    ELIJA uno de los aforismos

de AGUIRRE que están colgados debajo...

que  V O T E, cuál les gusta más o le parece el mejor,

y PORQUÉ....   preparados, listos....

y a a a a a a a a a  !!!!!!!!!!!

HÉCTOR PÍCCOLI, invitado mañana al taller de -3º-

Publicado en General el 31 de Mayo, 2006, 10:23 por MScalona


Clickeando allí debajo podrán ver antecedentes del

prestigioso poeta y profesor rosarino (Letras - UNR)

que tendrá a cargo mañana jueves, el taller de TERCER AÑO...

"El tema será, continuando con el Surrealismo,

desde la obra de algunos dadaístas alemanes,

hacia la poesía CONCRETA".



http://www.bibliele.com/ciberpoesia/fractales/hpiccoli.htm

A f o r i s m o s

Publicado en De Otros. el 31 de Mayo, 2006, 1:17 por MScalona

Aguirre les llamaba ASTEROIDES, por su brevedad, fugacidad y a la vez contundencia y capacidad de perforación o penetración emotiva y conceptual.


La magia de la existencia es enorme. La tarea del lenguaje es revelarla, no sustituirla.

 

                                                                              * * *

 

Es preciso volvernos a tiempo hacia la ventana, a fin de no devenir considerables.

 

                                                                                * * *

 

El poeta es el hombre de la lenta obsesión.

 

                                                                                * *  *                     

 

El poema te desea, te hace jugadas crueles, te obliga a destrozar tus herramientas, y, una vez ocurrido, malogra tu deslumbramiento incorporándose a ti.

 

                                                                                * * *

 

Si el poeta no se complica con la realidad, entonces dispone de un espacio muy reducido, a pesar de las apariencias.

 

                                                                          * * *

 

Ese misterio que nos siembra. Ese misterio que rompe las piedras de la fundación, ese misterio que siempre se opone, que nos quiere en otra parte…

 

                                                                                      * * *

 

Nada tan grave como perderle el rastro a la tragedia.

 

                                                                              * * *

 

A veces en tu alma es verano y en tu cabeza es invierno. Son tus estados alarmantes de disgregación prenupcial.

                                                               

                                                                                         * * *

 

El papel y la lámpara, lo demás, pasará.

 

                                                                                  * * *

 

La verdad –aún para los amantes- siempre es solitaria. Para que el amor no tenga fin.

 

                                                                                   * * *

 

Que la luna, de pronto pueda caber en tu ventana, ¿ a qué mortal fue dispensado tanto honor ?

 

                                                                                    * * *

 

Poeta, el habla común te contradice: es tu trabajo de Hércules…

 

                                                                                    * * *

 

Lo que eliges, te elige también. No pretendas ser una sola parte.

 

                                                                                     * * *

 

Piedad para los que no pueden vivir sino de cálculos.

 

                                                                                       * * *

 

No es el fuego lo que de verdad nos defiende del frío, sino nuestro corazón.

 

                                                                                       * * *                             

 

La poesía es un secreto a ultravoces.

 

                                                                                        * * *

 

La poesía no está en los libros.

                                                                                          * * *

 

No hay crimen más inútil que no devolver una mirada de amor.

 

                                                                                                     * * *

 

Quien cree vivir sin los otros, sólo vive de los otros.

 

                                                                                           * * *

 

¿ Por qué apagar un fuego me duele tanto…?

                                                                                             * * *

 

Felicidad de saber que en la miseria de un día como todos brilló por un instante tu mirada.

                                                                                             * * *

 

Nuestro porvenir  es un resplandor que desconcierta a los notarios.

 

                                                                                              * * *

 

La sangre es breve en un cuerpo, infinita en los espacios.

 

                                                                                               * * *

 

Yo puedo –y quiero-  explicarle los colores a un ciego.

 

                                                                                                * * *

 

No es malo tener, en alguna parte de nuestro fastuoso corazón, un amor imposible. No hay amores imposibles.

                                                                                                * * *

 

Esta sobrecondena es el precio del honor.

                                                                                            * * *

 

Lo que la poesía sueña, lo realiza la prosa.

 

                                                                                             * * *

 

Aquello que amaste, lo has salvado. No creas en ningún desmentido, a pesar de cualquier  apariencia.

 

                                                                                             * * *

 

Acepto esta dignidad solitaria de la que debo hacer, cada vez más, un silencio.

 



                                                                                                                                                                                                            RAÚL GUSTAVO AGUIRRE… Bs. As. 1927-1983

Fundó el Grupo Poesía Buenos Aires en 1950, difusores del Surrealismo,

Su estudio POÉTICAS DEL SIGLO XX está considerado el mejor análisis

De esa corriente en nuestro país. Discípulo directo de René Char, poeta francés del grupo surrealista fundador con Bretón, Eluard y Aragón.  Estos aforismos son del libro     ASTEROIDES  Ed. Botella Al Mar, $ 18.-

Y si no encajan, no encajan....

Publicado en Humor el 30 de Mayo, 2006, 20:19 por MScalona

prometido a los de 3º, contra el alarde marica de las cúpulas literarias...

Publicado en General el 30 de Mayo, 2006, 18:16 por MScalona

L O R C A (y todos saben su condición sexual) define y descarta,

maravillosamente, a la marica que alardea (a menudo literatos con poder

o grupetes que los festejan); el alarde de cierta mariconería literaria que

se jacta de ser insaciable, y asesina a tanta gente que quiere escribir...

LOS DE 3º LO VAN A ENTENDER


ODA A WALT WHITMAN

Por el East River y el Bronx
los muchachos cantan enseñando sus cinturas,
con la rueda, el aceite, el cuero y el martillo.
Noventa mil mineros sacaban la plata de las rocas
y los niños dibujaban escaleras y perspectivas.

Pero ninguno se dormía,
ninguno quería ser el río,
ninguno amaba las hojas grandes,
ninguno la lengua azul de la playa.

Por el East River y el Queensborough
los muchachos luchaban con la industria,
y los judíos vendían al fauno del río
la rosa de la circuncisión
y el cielo desembocaba por los puentes y los tejados
manadas de bisontes empujadas por el viento.

Pero ninguno se detenía,
ninguno quería ser nube,
ninguno buscaba los helechos
ni la rueda amarilla del tamboril.

Cuando la luna salga
las poleas rodarán para turbar el cielo;
un límite de agujas cercará la memoria
y los ataúdes se llevarán a los que no trabajan.

Nueva York de cieno,
Nueva York de alambres y de muerte.
¿Qué ángel llevas oculto en la mejilla?
¿Qué voz perfecta dirá las verdades del trigo?
¿Quién el sueño terrible de sus anémonas manchadas?

Ni un solo momento, viejo hermoso Walt Whitman,
he dejado de ver tu barba llena de mariposas,
ni tus hombros de pana gastados por la luna,
ni tus muslos de Apolo virginal,
ni tu voz como una columna de ceniza;
anciano hermoso como la niebla
que gemías igual que un pájaro
con el sexo atravesado por una aguja,
enemigo del sátiro,
enemigo de la vid
y amante de los cuerpos bajo la burda tela.
Ni un solo momento, hermosura viril
que en montes de carbón, anuncios y ferrocarriles,
soñabas ser un río y dormir como un río
con aquel camarada que pondría en tu pecho
un pequeño dolor de ignorante leopardo.

Ni un sólo momento, Adán de sangre, macho,
hombre solo en el mar, viejo hermoso Walt Whitman,
porque por las azoteas,
agrupados en los bares,
saliendo en racimos de las alcantarillas,
temblando entre las piernas de los chauffeurs
o girando en las plataformas del ajenjo,
los maricas, Walt Whitman, te soñaban.

¡También ese! ¡También!  Y se despeñan
sobre tu barba luminosa y casta,
rubios del norte, negros de la arena,
muchedumbres de gritos y ademanes,
como gatos y como las serpientes,
los maricas, Walt Whitman, los maricas
turbios de lágrimas, carne para fusta,
bota o mordisco de los domadores.

¡También ése! ¡También!  Dedos teñidos
apuntan a la orilla de tu sueño
cuando el amigo come tu manzana
con un leve sabor de gasolina
y el sol canta por los ombligos
de los muchachos que juegan bajo los puentes.

Pero tú no buscabas los ojos arañados,
ni el pantano oscurísimo donde sumergen a los niños,
ni la saliva helada,
ni las curvas heridas como panza de sapo
que llevan los maricas en coches y terrazas
mientras la luna los azota por las esquinas del terror.

Tú buscabas un desnudo que fuera como un río,
toro y sueño que junte la rueda con el alga,
padre de tu agonía, camelia de tu muerte,
y gimiera en las llamas de tu ecuador oculto.

Porque es justo que el hombre no busque su deleite
en la selva de sangre de la mañana próxima.
El cielo tiene playas donde evitar la vida
y hay cuerpos que no deben repetirse en la aurora.

Agonía agonía, sueño, fermento y sueño.
Éste es el mundo, amigo, agonía, agonía.
Los muertos se descomponen bajo el reloj de las ciudades,
la guerra pasa llorando con un millón de ratas grises,
los ricos dan a sus queridas
pequeños moribundos iluminados,
y la vida no es noble, ni buena, ni sagrada.

Puede el hombre, si quiere, conducir su deseo
por vena de coral o celeste desnudo.
Mañana los amores serán rocas y el Tiempo
una brisa que viene dormida por las ramas.

Por eso no levanto mi voz, viejo Walt Whítman,
entra el niño que escribe
nombre de niña en su almohada,
ni contra el muchacho que se viste de novia
en la oscuridad del ropero,
ni contra los solitarios de los casinos
que beben con asco el agua de la prostitución,
ni contra los hombres de mirada verde
que aman al hombre y queman sus labios en silencio.
Pero sí contra vosotros, maricas de las ciudades,
de carne tumefacta y pensamiento inmundo,
madres de lodo, arpías, enemigos sin sueño
del Amor que reparte coronas de alegría.

Contra vosotros siempre, que dais a los muchachos
gotas de sucia muerte con amargo veneno.
Contra vosotros siempre,
Faeries de Norteamérica,
Pájaros de la Habana,
Jotos de Méjico,
Sarasas de Cádiz,
Apios de Sevilla,
Cancos de Madrid,
Floras de Alicante,
Adelaidas de Portugal.

¡Maricas de todo el mundo, asesinos de palomas!
Esclavos de la mujer, perras de sus tocadores,
abiertos en las plazas con fiebre de abanico
o emboscadas en yertos paisajes de cicuta.

¡No haya cuartel!  La muerte
mana de vuestros ojos
y agrupa flores grises en la orilla del cieno.
¡No haya cuartel! ¡Alerta!
Que los confundidos, los puros,
los clásicos, los señalados, los suplicantes
os cierren las puertas de la bacanal.

Y tú, bello Walt Whitman, duerme a orillas del Hudson
con la barba hacia el polo y las manos abiertas.
Arcilla blanda o nieve, tu lengua está llamando
camaradas que velen tu gacela sin cuerpo.
Duerme, no queda nada.
Una danza de muros agita las praderas
y América se anega de máquinas y llanto.
Quiero que el aire fuerte de la noche más honda
quite flores y letras del arco donde duermes
y un niño negro anuncie a los blancos del oro
la llegada del reino de la espiga.

FEDERICO GARCÍA LORCA . New York, 1929-30

Nueve parlamentos oníricos (ejercicio surrealista)

Publicado en General el 30 de Mayo, 2006, 15:21 por Germán Minguei
  1. Vuelo

 

  1. Un perro, con forma de barco, me sigue.

 

  1. Soy uno de los ochenta espartanos que vamos a detener a los tres mil turcos que se acercan. El escudo me pesa, la espada me golpea el muslo. El suelo amarillo y gredoso me lastima los pies. Pájaros rojos, verdes, anaranjados y azules vuelas hacia nosotros. El cielo es blanco.

 

  1. Estoy en una biblioteca. Es cilíndrica y no tiene techo ni piso. Infinitos anaqueles llenos de libros abarcan la mirada. Tomo uno. Con tapas duras, de cuero. Lo abro y las letras, que no forman ninguna palabra, son perfectamente legibles. En ese momento conozco la verdad absoluta.

 

  1. Me disparan. Siento la bala caliente en mi pecho. Muero.

 

  1. Está oscuro. Es la casa de mi infancia, pero diferente. Hay una figura negra y vaporosa que se me acerca. No puedo moverme, ni gritar. Se acerca.

 

  1. De repente, quedo solo, en una extraña casa perfectamente conocida.

 

  1. Hay una presencia afuera. Es hostil. No le hago caso.

 

  1. Soy, sucesivamente, pájaro, dragón, perro, pez, barco, playa, hombre. Estoy desnudo

Ahora ya sé por qué

Publicado en General el 30 de Mayo, 2006, 10:41 por Lorena Aguado

El hipotálamo femenino, es "clónico", no tónico como el masculino y el ciclismo de ciertos "días" de euforia y  melancolía, negocia con las circunstancias externas, los estados de ánimo y las infinitas  maneras de comunicarlo. El domingo por la tarde o el mal-estar del lunes, es universal. Les recuerdo el poema del cubano Eliseo Diego (1920- 1994)


COMIENZA UN LUNES  

La eternidad por fin comienza un lunes
y el día siguiente apenas tiene nombre
y el otro es el oscuro, al abolido.
Y en él se apagan todos los murmullos
y aquel rostro que amábamos se esfuma
y en vano es ya la espera, nadie viene.
La eternidad ignora las costumbres,
le da lo mismo rojo que azul tierno,
se inclina al gris, al humo, a la ceniza.
Nombre y fecha tú grabas en un mármol,
los roza displicente con el hombro,
ni un montoncillo de amargura deja.
Y sin embargo, ves, me aferro al lunes
y al día siguiente doy el nombre tuyo
y con la punta del cigarro escribo
en plena oscuridad: aquí he vivido.

Tanto el texto que explica científicamente el humor de los lunes (y de los domingos), como el poema, fueron enviados por Mirta Guelman... le aviso que se me pasó...bah... creo...

CHE...

Publicado en General el 29 de Mayo, 2006, 18:21 por Lorena Aguado

QUE LUNES DE MIERRRRRRDA... NO????

cuenten sus experiencias... delen.

CAIDA LIBRE

Publicado en Poemitas. el 29 de Mayo, 2006, 17:02 por anita

tengo la sensación de estar cayendo
un sostén
hay un algo que sostiene mi carne
sin devorarla
y caigo como quien
se lanza a un abismo
libre caída
con aire entremedio
en el absurdo
medio de la nada
no hay metas
sólo caída libre
libertad
arrojo a la vida
sostengo en mi mano
la sábana
los pies reciben
de la noche el frío

ANY

Párpados

Publicado en Poemitas. el 29 de Mayo, 2006, 16:59 por anita

vi que bajaban
los párpados resbalando
el momento
tapando la desidia
del amor escondido
o escindido
en el rincón oscuro de tu mejilla
acurrucados párpados
cerraban el acceso
también de tus labios
callaron los ojos
cegó tu lengua
alejaste los sentidos

ANY

¡Otla ve alóoooo!

Publicado en Poemitas. el 29 de Mayo, 2006, 15:12 por Germán Minguei
Sabernos así
desde un poema viejo
destino fatal

Haikucursi

Publicado en General el 29 de Mayo, 2006, 13:03 por lilian

 (sepan disculpar a una geisha en su primer haiku)

En copa de tus ojos

tan tristes tristes

el agua no he de beber

.

Déjame beberte a tí

toda la pena

sabré qué hacer con ella

.

La partiré en pedazos

la llevaré a andar

en copa de mis ojos

.

Y habiéndola llorado

los dos reiremos

de obligarla a escampar.

De vez en cuando...

Publicado en General el 29 de Mayo, 2006, 11:11 por Germán Minguei
¿Por dónde andas, querido lector? Déjate ver

Roberto Benigni (*)

El Talmud empieza en la página dos para indicarle precisamente al lector que incluso cuando haya terminado de leerlo no habrá comenzado aún. Y Maquiavelo nos dice: hay personas que lo saben todo, pero eso es lo único que saben. Entonces, ¿para qué leer? Pues porque acaso en el mundo, como en los cuentos de hadas, quede alguien que haga algo que nos enseñaron cuando éramos muy pequeños y que todos hemos olvidado.

¡Que Dios te bendiga, querido lector! Pero ¿quién eres?, ¿por dónde andas? ¡Déjate ver! Tú quizá estés leyendo ahí, tranquilamente, sin darte cuenta de tu unicidad. Definitivamente, los escritores son ya más numerosos que los lectores y dentro de poco será el escritor quien le pida un autógrafo al lector, decía Shane hace ya mucho tiempo. Pero ahora sólo ha quedado un lector: tú. ¡Que Dios te guarde! Borges decía: que otros se jacten de los libros que les ha sido dado escribir; yo me jacto de aquellos que me fue dado leer. Otros tiempos.

Y es que ya no lee casi nadie. Ni siquiera los críticos, quienes sostienen que si leyeran un libro para reseñarlo después, ello podría alterar su juicio y hacer que se sintieran condicionados por lo que leen, así que, en definitiva, no podrían escribir lo que quieren porque ellos también, como es lógico, lo que quieren por encima de todo es escribir y no leer. Tal vez porque estamos hechos a imagen y semejanza de nuestro Creador. Y lo cierto, efectivamente, es que ni el Padre eterno se ha leído jamás libro alguno, pero eso sí, ha escrito uno. En el que nos señala una infalible vía para vivir en paz. Y por cómo va el mundo podemos darnos cuenta, una vez más, de que nadie se lo ha leído.

Sí, es que ya no lee casi nadie. Ni siquiera los corectores de pruebas (y si correctores aparece escrito otra vez con una sola erre, será la mejor prueba de ello). ¡Así pues, amado lector, que Dios te bendiga de nuevo! Porque estás leyendo. ¡Y un guión, por añadidura! ¿Y qué es un guión? (**). El guionista es como el Espíritu Santo. Aquel que insufló en el alma del Señor todas las tramas, los enredos, los diálogos y se leyó la Eternidad para escribir después lo que el autor realizó en siete días. Y que desde entonces nosotros nos limitamos a repetir. Tal vez sea por eso por lo que ya casi nadie lee. Porque todo ha sido dicho ya. E incluso que todo ha sido dicho ya, ya ha sido dicho. No hay nada nuevo bajo el sol, decía el Eclesiastés.

De modo que quizá haya que ir a ver lo que hay encima del sol para encontrar alguna novedad. Pero es que la novedad, como dijo Prévert, es la cosa más antigua que existe. Pues intentemos renovarnos entonces con las vanguardias. Pero es que, como dijo Gore Vidal, en el mundo todo cambia excepto las vanguardias. ¿Y entonces? ¿Qué hacer?, como decía Lenin. ¡Caramba! ¡Es que no salimos de ahí! Me entran ganas de ponerme a imprecar y de gritar: "¡Mierda!", si no fuera porque me tocaría pagarle derechos de autor a Cambronne.

Pero tú, dichoso lector, que no tienes nada mejor que hacer, puedes creerme cuando te digo que este guión, como hijo de mi entendimiento, es el más hermoso, el más gallardo y más discreto que pudiera imaginarse. Pero no he podido yo contravenir al orden de la naturaleza, que en ella cada cosa engendra su semejante. El autor sólo tiene que aprovecharse de la imitación en lo que fuere escribiendo, que, cuanto ella fuere más perfecta, tanto mejor será cuanto escribiere (Miguel de Cervantes, Don Quijote, I, Prólogo). Pensemos que el propio Picasso llegó a decir: "Yo no imito, copio".

Así pues, querido lector, disfruta de este maravilloso guión que, como toda obra de arte seria, narra la génesis de su propia creación, como dice Jakobson. Sí, porque nosotros también lo hemos copiado todo en este guión, escrito, como diría Vincenzo Cerami, a cuatro manos con Roberto Benigni. Todos nos hemos convertido en una especie de diosa Eco, aquella que era incapaz de hablar la primera, que no podía callar cuando se le hablaba, que sólo repetía los sonidos de las voces que le llegaban, según dijo Ovidio. De modo que tiene razón Karl Kraus cuando escribe: "¡Quien tenga algo que decir que dé un paso adelante y calle!". Y es el mismo Kraus quien sostiene que la lengua es un sistema de citas. ¡Y yo que lo estoy citando! Quisiera hacer lo mismo que Henry James, quien dijo esta maravillosa frase: mi mente es de una pureza tal que jamás la ha ensuciado una sola idea. También Walter Benjamin soñaba con publicar un libro enteramente compuesto por citas. "A mí me falta la originalidad necesaria", le contestó George Steiner. Pero a él también le hubiera gustado.

En efecto, inmediatamente después del creador de una buena frase viene, por orden de mérito, el primero que la cita. Y aunque haya quien pueda no estar de acuerdo con esta idea de Ralph W. Emerson, como por ejemplo Roland Barthes, cuando dice que no puede reproducirse lo que ya ha sido dicho sin experimentar cierta sensación de culpa, lo indudable es que la mera extracción de una cita, el contexto en el que la inserto, el sesgo que le doy, la transforma y hace que se convierta en mía, como ha observado Michel Butor. En caso contrario, ¿qué hacían autores como Paul Celan, quien dijo: "Jamás he sabido inventar"? Y creo, querido lector, que estarás de acuerdo conmigo. Entre otras cosas, porque las objeciones nacen a menudo del hecho de que quien las aduce no ha sabido hallar la idea que se ataca. En efecto, yo no tengo nada que objetar a esta idea de Paul Valéry que acabo de exponer. Precisamente por eso, ni siquiera me roza la idea de tener ideas, porque, además de ser atacado, me colocaría en situación de ser citado, por citar un pensamiento de Jean Rostand. No, no, estoy de acuerdo con Morselli: sólo quiero saber lo que ya sé. Sobre todo porque estoy seguro de que si alguien dice hoy algo nuevo, eso quiere decir que lo habrá leído en alguna parte, según leí en un libro de Kraus.

De acuerdo, voy terminando porque no olvido lo que les dijeron los espartanos a los embajadores de Samos, tras pronunciar éstos un largo discurso: hemos olvidado el principio, de modo que no hemos entendido la conclusión. O eso por lo menos cuenta Plutarco. El lector me perdonará y quedará libre por fin para leer esta maravillosa historia en la que, como ha confesado el divo Eco a propósito de El nombre de la rosa, no hay una sola palabra que sea mía. Y con esto, querido lector, concluyo. Dios te dé salud y a mí no me olvide. Vale. Por cierto, esta última frase es, una vez más, de Cervantes (Don Quijote, I, Prólogo), citada por Stendhal en Rojo y Negro.

(*) Cineasta italiano. (**) Este texto

es el prólogo del guión de la película de

Benigni "La tigre e la neve", que ha sido

publicado esta semana en Italia. El filme recoge en su desarrollo numerosas citas literarias

haikus truchos

Publicado en General el 28 de Mayo, 2006, 21:42 por negrointenso

La quietud

luego del

orgasmo.

----------------------

La limpieza

no era una virtud

suficiente.

----------------------------

El niño

fruncía los labios

y soplaba el helado.

---------------------------

En pleno verano

buscando el fresco de las baldosas

encuentro su dureza.

Verónica Laurino.

Artículos anteriores en Mayo del 2006

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-