"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




17 de Abril, 2006


la sal de la vida

Publicado en Aguafuerte el 17 de Abril, 2006, 15:44 por pjavkin

es lo que léi en el cierre del taller en berlín, por razones conocidas no fue colgado antes. espero guste

La sal de la vida

 

Hablar de lo que no se ve. Entre sal y pimienta, entre canela y comino, el abuelo lo empujaba a mirar el cielo para demostrar la importancia de lo que no se ve. De eso es que hay que hablar. Un agujero negro, el ajo escondido en la carne, los viajes al centro de la tierra o hacia vos, que es lo mismo.

Cómo andás,  tanto tiempo?. Y, ahora un poco mejor. Pero qué te pasó. No sabés, viste que yo soy de ir a remar, bueno, la tormenta, el día del lío del cruce, me engancho en un barco y naufrago. Sí señores, un naufragio, en pleno Paraná, y el tipo con barba y todo. Y que pasó? Me rescatan unos pescadores, del remanso viste. “soy de la orilla brava, del agua turbia”, tarareo. Me llevan a una casilla, me atienden diez puntos, viene un amigo de los tipos a ayudarlo. Por suerte bien, me repongo, les agradezco y me voy, hasta pude salvar mi bolso. Pero que bueno, menos mal. Sí, hasta ahí bien, pero hago cien metros y veo venir al amigo de los tipos con dos más, se acercan y me empiezan a gritar y a pegar, que les dé la guita, qué guita si casi me ahogo, el celular dame, el celular, me pegaron tanto que terminé en terapia, y encima en el güemes que no sé como puede estar abierto.

En lo que se ve. Ahí está el problema. En otros tiempos un rescate heroico de un náufrago. Un Crusoe rosarigasino. O mejor, el Santiago de Hemingway salvando a un remero. No señor. En estos tiempos en que todo vemos, a los sumol una noticia policial, sí, otra más. No hay más buenos, viejo, no hay más buenos. Cambio de canal.

Gondwana. Quinientos millones de años atrás todo el hemisferio sur estaba unido. Otra que cumbre sudamericana, integración regional o No Alineados. Unido hasta el tuétano, de punta a punta. Un mismo continente. Para separarnos se llevaron a Afríca para el norte, a la India para el oeste, y a la Antartida para abajo. Fría y sola. Se les hizo fácil. Ahora la estudian. Gondwana, tu nombre me sabe a piedra, a petróleo. Sí, te juro. Para buscar petróleo investigan. Se estudia la ruptura del hemisferio sur, para encontrar yacimientos. Parece que por la demanda china o que se yo. Te das cuenta?.  Si algún día, aunque sea utópico, llegamos a juntarnos, si damos vuelta el mapa, y el sur arriba y también existe y que se yo, los tipos se las ingenian y nos convierten en petróleo. Y vuelta a empezar. Laurasia sobre Gondwana. Norte sobre sur. Siempre lo mismo. Nada de a lo mejor nuestros nietos lo verán… No señor. Acá y ahora. Mírelo o déjelo.

No volví, porque temía el momento de tener que irme de nuevo. Una renuncia por apego. Una parábola en dilema. Darse vuelta en una estación de trenes es hacer una promesa. No mires atrás. No mires. Comala. No debieras tratar de volver. La sal de la vida.

Lentamente pongo mi empeine debajo de las plantas de tus pies. Desde ahí encajo tibia contra pantorrilla, cuadriceps con muslos, pubis con cola, pecho con espalda, beso contra nuca. Yo me agarró hacia delante con desesperación cavernícola. Vos, impúdica y tensa en un arco hacia atrás. Nos callamos. No te veo, no me ves. La sal de la vida. Un solo continente. Sin itsmos. Gondwana.

 

monólogo interior, domingo, siete de la tarde...

Publicado en De Otros. el 17 de Abril, 2006, 13:11 por MScalona

-         Desde que me abandonaste… yo también me abandoné…

Ya no me afeito. Uso las mismas medias todos los días. Casi no me baño…

Paso largas horas mirándome el ombligo… y a pesar de que lo único que

hago es esperarte, tengo miedo que suene el teléfono, que seas vos…

y ya no poder volver a enamorarte…

                                             * * * * *                              

(es una página de humor gráfico de la REVISTA LA NACIÓN del domingo

2 de abril de 2006, el autor es   T U T E...)

el nacimiento de la ILEGIBILIDAD

Publicado en De Otros. el 17 de Abril, 2006, 12:56 por MScalona

 

Considerando en frío, imparcialmente...


Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,
se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina...

Considerando
que el hombre procede suavemente del trabajo
y repercute jefe, suena subordinado;
que el diagrama del tiempo
es constante diorama en sus medallas
y, a medio morir, sus ojos estudiaron,
desde lejanos tiempos,
su fórmula famélica de masa...

Comprendiendo sin esfuerzo
que el hombre se queda, a veces, pensando,
como queriendo llorar,
y, sujeto a tenderse como objeto,
se hace buen carpintero, suda, mata
y luego canta, almuerza, se abotona...

Considerando también
que el hombre es en verdad un animal
y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza
en la cabeza...

Examinando, en fin,

sus encontradas piezas, su retrete,
su desesperación, al terminar su día atroz,
borrándolo...

Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma,
indiferente...

Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito...

le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué más da! Emocionado...Emocionado...

 

CÉSAR  VALLEJO

Nació en Perú 982

Murió en Francia 1938

B o c c a n e r a....

Publicado en De Otros. el 17 de Abril, 2006, 10:15 por MScalona

A G U A R D I E N T E


Ella estampa su boca en un papel y cierra
            lo que queda del día.
Duerme plácidamente, la cabeza apoyada en un cactus
           en la misma ciudad donde pido socorro.
Ella apoya la sangre en palabras no dichas.
Abandona su boca en el papel, rostros que se destiñen
en su lengua, vidrios del aguardiente, gente de no fiar.
Recorren la ciudad esos papeles, flotan sobre los altos
            edificios.
Yo soy el distraído, el que vive sin ver
explosiones nucleares debajo de la tierra.
Y ella puede llevarme de la boca, tatuarme un par
de cuentos,
golpear el aire con una breve ola de rouge.

Ella sabe que puede bailar en un susurro

y darme entre los ojos con los ojos cerrados.


                    JORGE  BOCCANERA

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-