"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




7 de Marzo, 2006


TEXTO CINEMATOGRAFICO

Publicado en General el 7 de Marzo, 2006, 19:26 por roberto vince

Cruzó la vía, hacia el lado en donde siempre la noche es más oscura. Bajó la breve pendiente, y cruzó la canchita de tierra y piedra. Una luna llena dominaba el cielo nocturno, y esa noche, él tenía más de lobo que de hombre, yendo con ansia hasta la carne muerta. En pocos minutos llegaría a la que fue su casa, y a la cual juró no volver  hasta que su padre muriera. Y allí estaban, velándolo, y ahí se dirigía. Le parecía mentira que aquél hombre ya no pudiera dañar. Pasó frente al santuario pagano, donde los pibes veneran al Gauchito Gil antes de algún hecho, y en donde él repitiera tantas veces la liturgia del porro y la cerveza. Más adelante, se había levantado una iglesia evangélica, donde los que, unos años atrás, una cuadra antes, se encomendaban a su patrono, y ahora habían corregido su destino  gracias a la Palabra. Observó, sin detenerse, la casa de Tatín. Frente a la puerta estaban estacionados un par de autos caros. El viejo dealer no había bajado las persianas. Cortó camino por uno de los pasillos. Hacia  ambos lados, casi todos los patios de los ranchos estaban repletos de lo que del otro sector de la vía llaman basura. Saltó un zanjón, y atravesó un descampado. Por la calle pasaba un carro cansado, que volvía de la ronda cotidiana por el centro. En la esquina unos chicos fumaban la noche. Algo le dijeron. Algo que no importaba. Dobló hacia la izquierda, y vio su casa; vio personas amontonadas en la puerta, que se abrieron paso cuando él llegó. En el umbral algo lo golpeó; una memoria material. Entró a la habitación donde velaban a su padre, y no pudo comprender la escena, no pudo entender como sus hermanas lloraban desconsoladas, sobre el cajón de aquel hombre.  

                                      

                                   Roberto Vince.

Así empieza...

Publicado en De Otros. el 7 de Marzo, 2006, 16:45 por Van Helsing

Prólogo Indispensable (fragmento) 

    “En cierta mañana de octubre de 192., casi al mediodía, seis hombres nos internábamos en el cementerio de Oeste, llevando a pulso un ataúd de modesta factura (cuatro tablitas frágiles) cuya levedad era tanta, que nos parecía llevar en su interior, no la vencida carne de un hombre muerto, sino la materia sutil de un poema concluido. El astrólogo Schultze y yo empuñábamos las manijas de la cabecera, Franky Amundsen y Del Solar habían tomado las de los pies: al frente avanzaba Luis Pereda, fortachón y bamboleante como un jabalí ciego; detrás iba Samuel Tesler, exhibiendo un gran rosario de cuentas negras que manoseaba con ostentosa devoción. La primavera reía sobre las tumbas, cantaba en el buche de los pájaros, ardía en los retoños vegetales, proclamaba entre cruces y epitafios su jubilosa incredulidad acerca de la muerte. Y no había lágrimas en nuestros ojos ni pesadumbre alguna en nuestros corazones; porque dentro de aquel ataúd sencillo (cuatro tablitas frágiles) nos parecía llevar no la pesada carne de un hombre muerto, sino la materia leve de un poema concluido. Llegamos a la fosa recién abierta: el ataúd fue bajado hasta el fondo. Redoblaron primero sobre la caja los terrones amigos, y a continuación las paladas brutales de los sepultureros. Arrodillado sobre la tierra gorda, Samuel Tesler oró un instante con orgullosos impudor, mientras que los enterradores aseguraban en la cabecera de la tumba una cruz de metal en cuyo negro corazón de hojalata se leía lo siguiente:

ADAN BUENOSAYRES

R.I.P.

    Luego regresamos todos a la Ciudad de la Yegua Tobiana…”
 

 

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-