"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




30 de Enero, 2006


OID INMORTALES

Publicado en General el 30 de Enero, 2006, 18:14 por Van Helsing

Hoy, Cairo a las 22, para quienes quieran ser inmortales (ojo, no eliminar la "t").

Alcanzan las sillas y el Trapiche Malbec para todos, los esperamos...

sobre Las Pestañas, FABRICIO

Publicado en General el 30 de Enero, 2006, 16:39 por scalona
Acaba de decirme en El Cairo, a punto de entrar a LT 8 para hablar con Gachi Santone, me dijo que le gustó mucho el poema de Las Pestañas, que no lo cansa que yo siga escribiendo cosas un poco tristes, lo que no le gustó es el verbo RESIGNAR, dice...   ACEPTAR, sí, pero resignarse, no... nunca, dice... eso, nunca....   Y si lo dice él... ¡qué decir...!

como al pasar... una cita de Saint Exupery

Publicado en General el 30 de Enero, 2006, 16:34 por scalona

... la otra noche, ni sé bien porqué, yo no participaba en una conversación, cuando escuché que Alejandro Hugolini, dijo esa cita maravillosa de EL PRINCIPITO, y me dejó medio estúpido desde la madrugada del domingo,   

...SI  ME  DICES  QUE  VENDRÁS  A  LAS  CUATRO

                  SERÉ  FELIZ  DESDE  LAS  TRES...

caramba dice uno... tan sencillo y...

¿por qué no se me ocurrió a mí...?

HOMENAJE : CON ANIMO CONFESIONAL

Publicado en General el 30 de Enero, 2006, 8:59 por María Isabel Feresín

                                               Rosario, 27 de enero de 2006.

Querida Diana:

Hace dos días que te fuiste. Por cierto hacía ya mucho tiempo que habías elegido  por este viaje. No me animé a despedirte, porque no pude estar de acuerdo con tu decisión. Sé que dentro de un tiempo lo entenderé, como siempre sucede en estos casos.

Se me ocurre en este momento, recordar el regodeo en nuestras conversaciones, sobre lo que podíamos en contrapartida a lo que esperábamos de nosotras, y lo confuso que resulta muchas veces encontrar el equilibrio entre ambos verbos. Me vuelve a la memoria una poesía tuya que decía "la jaula de oro tiene a la oca, pero ésta pone huevos sin fantasías en el mundo".

Con ánimo confesional debo decirte que aprendí mucho a partir de tus anécdotas de vida, y fundamentalmente respecto de tu filosofía de comprensión hacia los demás, camino que aún debo recorrerlo. A veces tengo la sensación que el precio del aprendizaje es muy alto, y eso hace que tema alcanzarlo.

Pude corroborar luego de tu partida, del acertado conocimiento que tenías de los distintos integrantes de tu familia. A partir de ello comprendí algo de tu gran vacío interior. Debo aclararte de todas maneras que uno solo no alcanza (creo habértelo dicho), porque cuando por alguna razón uno no está, en ese espacio de vida no hay nadie, y en el caso tuyo siempre había alguien ( por más que las razones por el cual estaban no te gustaran).

Como te darás cuenta te sigo contrariando, pero no lo hago por el mero hecho de hacerlo, sino que como me lo advertiste muchas veces, aún no aprendí el arte de disimular. Te prometo tomar lecciones muy pronto, porque ya no puedo seguir siendo tan frontal. Tuviste razón una vez, cuando me dijiste que esa manera de ser, crea cierta animosidad negativa en los demás. No te ilusiones demasiado con esto, no creo que llegue a parecerme a tu hermano el diplomático...

Pero sí quiero que te iluiones con la promesa que siempre te hice, que yo no iba a morir en el intento por ser feliz, me lo hiciste prometer tantas veces, que eso si lo aprendí.

P.D.: Tampoco puedo despedirme ahora. Cuando te encuentres con mi madre, decile por favor, que no se ponga celosa que la quise más a ella, y de lo mucho que me quisiste vos a mi.

AUTOBIOGRAFICO

Publicado en General el 30 de Enero, 2006, 8:37 por María Isabel Feresín

  La profesora de gimnasia, desde su inmensidad física, tenía el atrevimiento de seleccionarnos para el equipo de patín sobre cuatro ruedas, de acuerdo a nuestra dimensión corporal, si pasábamos los cuarenta kilos nos mandaba al equipo de jabalina ó a tirar discos indefectiblemente. A favor de mi suerte yo no los alcanzaba, así que sin miramiento alguno disfruté mi incorporación al grupo de patinaje.

Mis padres consideraron que debían comprarme los mejores patines, las botitas blancas Muccilli, los mejores, los mas caros, número treinta y siete, me quedaban grandes, pero por las dudas... si crecía mi pie, en definitiva atando bien los cordones no se iba a notar.

Durante varios años no hubo razón más importante en mi vida que ir todos los días a practicar nuevas coreografías. La mayor satisfacción fué cuando pude hacer ballet sobre patines, e intenté emular a Carmen con música de Bizet.

Sentada hoy en el sillón de mi escritorio, miro la gran cicatriz que abarca toda mi rodilla derecha. Enfrente tengo colgado mi título de abogado. Una sonrisa con aire de melancolía acompaña mis pensamientos, y sin mucho esfuerzo entro en un imaginado escenario, donde varios adolescentes vestidos de gitanos, con colores rojos y amarillos, bailan en torno a una gitana sevillana del siglo XVII. La gitana madre mira atentamente los movimientos de su hija que no condicen con la coreografía establecida. Que hija mas rara tengo dice, cuanto le cuesta aceptar las reglas, se resiste a todas las pautas que se le intentan imponer, va a ser libre como una artista, una futura artista, mal que me pese.

Un llamado telefónico interrumpe la secuencia, es una amiga que me pregunta que estoy haciendo. Recordando un accidente en patín que tuve cuando tenía catorce años y que me dejó una cicatriz tremenda, algo sin importancia...che, contame, vos ¿en qué andás ahora?

Horas desordenadas

Publicado en General el 30 de Enero, 2006, 0:07 por lilian

Ajeno a lo real

o con otro real

tiempo suspendido

estado de flotación

Incomodidad que empuja

deleite que gana

pero conoce el precio

de la ensoñación

Se cobra al volver

y encontrar los restos

 de la fiesta propia

y los laberintos

aún más intrincados

buscando lo perdido

aferrando lo ganado

Es muy sutil

pero algo no huele bien

 remotamente rancio

está en el paladar

no, es más visceral

una marca acida

una pizca amarga

Sólo al volver ...

del dulce abandono

del lugar de los permisos

del tiemposintiempo

No es importante

ya lo sé atravesar

ni me impide

querer volver a volar.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-