"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




28 de Enero, 2006


Las Pestañas de otro modo... a ver ?

Publicado en Poemitas. el 28 de Enero, 2006, 19:18 por scalona

El  Juego de las Pestañas

 

Lo mata acordarse de eso.

Ya nadie se lo pregunta

y nadie más lo sabe

y cuando consiga otra mujer

algún día

quizá a ella no le guste

o tarde mucho en aprenderlo o advertirlo.

 

Y para cuando suceda

quizá

se haya operado de la vista

y no pase nunca más:

ya no se le caerán las pestañas

pero querrá seguir jugando toda la vida.

 

Era cuando se restregaba los ojos;

ojostiernos decía ella

por unos párpados de bulldog triste

iritados de ver el mundo o las lecturas

y por la fricción

se le caía una pestaña en la mejilla.

 

En ese instante

ella gritaba una especie de popamancha

como una resucitada

        Se te cayó una pestaña...

¿ de qué lado...?

 

Él casi siempre adivinaba

porque sabía qué ojo le picaba

y dónde se había rascado.

A veces se equivocaba

adrede

para hacerla feliz

porque ella jugaba por los puntos

por los premios, por el beso.

 

Sin embargo

a veces se equivocaba de veras

quizá lo distraía el breve rush del picazón

un colibrí

el cansancio de leer o durar

y la mano perdía la ruta de las mejillas.

 

Últimamente 

lo más común era el error

o el olvido.

Hasta del regreso, es cierto.

Ahora

directamente

no acierta nunca

ni las puertas ni la vuelta

ni las mejillas ni las pestañas.

 

Y extraña muchas cosas

pero en especial

esa popaescondida de las pestañas

cuando la cara de niña de ella

en el primer día del mundo, decía:

¿de qué lado...

de qué lado se te cayó ?

 

Y ya no sabe o todavía no

¿de qué lado...

de qué lado se cayó ?

¿de qué lado las pestañas desaparecen

y no dejan cerrar los ojos

emparedar el llanto

resignarse...?

 

 

LA  PREGUNTA , quizá a modo de ejercicio, es, ¿qué diferencia -pérdidas y gtanancias-  tiene el mismo texto, construido como un poema narrativo y no un relato ?  Aunque las dos cosas estén muy cerca y sin embargo hay muchas difrencias.    ¿Me pueden decir algunas diferencias, virtudes y derrotas del cambio ?  ¿Es sólo formal...?  ¿Gana en contundencia...?  ¿Desde el punto de vista melódico, eufónico, hermético, efectividad, justeza, emotividad...?
  Escucho ofertas...

otra de pestañas

Publicado en General el 28 de Enero, 2006, 17:50 por pjavkin

Forma parte de esas supersticiones omnipresentes, irrenunciables por cotidianas. Como dejarse caminar por una vaquita de san antonio o mirar una estrella fugaz. Situaciones en las que uno sabe que esta venciendo a los malos designios y por paliza. Mejor dicho uno cree eso, como creía en los reyes o en el gordo barbudo de colorado.

Por supuesto no en todos los casos es pareja la situación. Hay pestañas y pestañas. Las cortas son las más apropiadas para evitar los problemas de salud. Las largas, esas que parecen caer de un árbol viejo, esás solo se vinculan al amor. O peor aún al desamor.

Siempre jugábamos. El procedimiento estaba bien establecido. El otro, es decir, al que no se le había caído, la rescataba con la yema del dedo índice. Quieta, y ante la sorpresa el dedo se posaba en la mejilla o en la comisura del labio. El dedo tenso para que la presión la capture y sacarla despacio, pegadita, para que no se escape. Perderla implicaba la peor de las derrotas e incluso un mal presagio. Después la definición. Dedo contra dedo, un dos tres, y la pestaña elegía su refugio y sin saberlo al ganador del juego.

Siempre jugábamos. Solíamos desafiar las estaciones y la geografía. Ella tenía pestañas largas, ya les conté lo que eso implica. Casi siempre hacíamos trampa y empatábamos. No nos soltábamos el índice. Ninguno perdió. Pero hace mucho que dejamos de jugar.

A V I S O -2-

Publicado en General el 28 de Enero, 2006, 11:52 por scalona

A modo de sugerencia, les consulto una idea que tengo para enriquecer el  BLOG ;   consiste en habilitar a cinco estudiosos de distintas disciplinas de ciencias sociales, para que en clave de ensayo o editorial, tengan una columna semanal y fija en el blog.   P. ej... los lunes, el filósofo Martín Navarro cuelga su editorial sobre el Sub Cdte Marcos; el martes, Andrea Ocampo cuelga un sueltito sobre Olga Orozco, el miércoles, Sebastián Riestra cuelga un comentario sobre música o poesía.   O sea, colaborador y día fijo.  Tema bastante libre, claro...    ¿Les gusta...?

Obvio que habría que darles acceso de clave para que ellos mismos POSTEEN...

Escucho opiniones...    MARCE

A V I S O -1-

Publicado en General el 28 de Enero, 2006, 11:50 por scalona
Ya que me lo consultaron,  NO HAY INCONVENIENTE en que los textos sobre el río, para la revista   B O G A,  los colguemos en el blog, pero claro, lo decide cada uno....

El pincel

Publicado en Poemitas. el 28 de Enero, 2006, 11:02 por Paula Aramburu

primero la remera
después
las zapatillas los vaqueros las medias
por último
todo lo demás

sentada en el piso mira su ropa prolijamente doblada sobre el respaldo de la silla
le pidió que se quedara
así
quieta
que lo dejara hacer a él
ella se dejó
él le tomó los brazos 
se los acomodó sobre las piernas que ella
instintivamente
ya había cruzado 
le abrió apenas
las rodillas y la boca
sobre el lado izquierdo
inclinó su cabeza en un ángulo de cuarenta y cinco grados
su cabello caoba largo ondulado
caía sobre su espalda como una cascada de
algas marinas
le pidió que se quedara
así
quieta

apoyó el pincel sobre la hoja en blanco
y trazó la primera línea

desde el fondo de la habitación
la silla
su ropa
sus ojos lo
miraban en silencio

  Paula Aramburu

Agua

Publicado en General el 28 de Enero, 2006, 2:04 por montidoro

La lluvia arrastra todo.

Se apodera del mundo superficial,

Haciéndolo vulnerable a su voluntad.

Un pequeño niño,

Desde la ventana de su vieja chacra,

Observa desaparecer el trigo, el maíz y sus esfuerzos.

Allí van esos duros días bajo el picante sol,

Que curtía su piel.

Allí van esos duros días de baja temperatura,

Esos que hacían tiritar las espinas más largas del rosedal,

Y que les recordaba lo duro que es la pobreza.

El pequeño golpea una y otra vez su puño contra el cuadro de la ventana.

Lágrimas tristes y amargas recorren su cara de niño adulto.

Llegan a su boca.

Él palpita el sabor de su dolor,

Mientras su puño va tomando un color violáceo.

Su madre lo observa desde lejos,

Herida de impotencia y violada por la desazón.

Se acerca lentamente hacia la ventana.

Pinta una sonrisa ajena a su realidad.

Acaricia el rizado y sucio pelo del pequeño.

Él la observa con los ojos llenos de lágrimas.

Su padre pasa frente a la ventana,

Con agua hasta la cintura,

Tratando de rescatar algo del sembrado.

Una gallina naufraga inmunda en un camalote de animales desafortunados,

Mientras que el agua no cesa.

 

La madre natura toma un baño eterno.

 

La lluvia arrastra todo.

Se apodera del mundo superficial,

Haciéndolo vulnerable a su voluntad.

Un pequeño niño,

Desde la ventana de su departamento,

Observa desaparecer los niños de la plaza,

Las niñeras corren a buscar a sus hijos de turno,

Las madres se avalanchan hacia sus pequeños,

Para protegerlos de la dura tormenta.

La arena se transforma en un barro odiado por los pequeños.

Los juegos que tanto divierten,

Ahora son utilizados como refugio.

Charcos de agua, cada vez más grandes,

Invaden lentamente la canchita de fútbol.

El pequeño golpea una y otra vez su pelota contra el cuadro de la ventana.

Lágrimas tristes y amargas recorren su carita de bebé de pecho.

Llegan a su boca.

Él palpita el sabor de su dolor,

Mientras que su pelota violácea

No deja de golpear el marco de la ventana.

Su madre lo observa desde lejos,

Herida de impotencia y violada por la desazón.

Se acerca lentamente hacia la ventana.

Pinta una sonrisa ajena a sus sentimientos.

Acaricia el rizado y perfumado pelo del pequeño.

Él la observa con los ojos llenos de lágrimas.

Su padre pasa frente a él,

Con un piloto que lo protege totalmente del agua,

Descolgando las pocas prendas que habían quedado en el bacón.

En la plaza,

Un paraguas desertor,

Vuela solitario ante la mirada indiferente de una plaza vacía.

Mientras que el agua no cesa.

tan breves

Publicado en Poemitas. el 28 de Enero, 2006, 0:42 por negrointenso

1.Vos tenías un dealer

de helado de limón.

Yo

un

delivery de heroína.

2.La moda imponía

ropa camuflada.

Selva tropical en

plena ciudad.

Se calzó un top y un pantalón y

salió a jugar a la guerra.

3. Subí al auto del desconocido

con una tranquilidad aterradora

llevaba una sillta de bebé.

4. Mascotas

el gato vomita y

detrás el perro se come el vómito y

caga.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-