"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Oda Didáctica de la Mujer

Publicado en De Otros. el 28 de Noviembre, 2005, 9:11 por Van Helsing

Aclaración preliminar: todos saben que la poesía me resulta un territorio árido, pero una amiga me prometió alfabetizarme (creo que me quedaré de grado varias veces sólo para no cambiar de maestra). No sé en que lugar está este texto respecto a las estéticas más nuevas, pero me parece que conserva una gran profundidad simbólica y dice muchas cosas que los hombres a veces no tenemos tan claras aunque deberíamos. Bueno, acá va, a todas ellas, y muy especialmente a P.I.A...

 

Por eje de la tierra la pusieron

de norte a sur atravesada.

El mundo gira sobre su mujer.

 

Escritos en su tabla resplandecen

los números primarios de la tierra:

el número que aguza

las pasiones del viento

y encabrita las aguas;

el número que da primaveras al mal

y verdor a la guerra;

el que dice los pesos y medidas

que a las armas convienen;

 

el que sabe los límites exactos

del amor con su sombra

y el que renueva y lustra

la mocedad violenta de los días.

Guardadora de números la llamen

los que aprendan Mujer.

 

Hacia el norte limita con el cielo,

llorada realidad, ángel crecido;

al sur con la sabrosa pesadez de la tierra,

al este con el árbol,

con el buey al oeste.

Así la procelosa realidad

tiene su costa firme en la mujer:

en la mujer aviva su color y sonido

y enciende su coraje.

La mujer dice “Rosa”

y en otro nacimiento confirma la rosa.

 

Fraternidad gozada de las tres dimensiones

y los cuatro elementos

así diga el que aprende la mujer y su número.

Porque tiene del Agua

desnudo el cuerpo y ágil el talón;

sin perder su integridad

cobra la forma de los vasos;

y del mar cejijunto aprende guerras,

o el gracioso talante, de la lluvia.

 

Como el Aire, levanta

de sí misma su viento.

Sabe, como la Tierra

dar una faz al día

y otra faz a la noche;

y ejerce, como el fuego, la virtud

de templar los metales.

 

Después, sobre nosotros,

viento, lluvia y hoguera, la mujer;

y la noche y el día

y sal en nuestros ojos

o canto en nuestra lengua.

 

Un misterio la sigue: quien lo toque

nacerá para siempre.

LEOPOLDO MARECHAL (de 1929)

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-