"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Entre los pies y el suelo

Publicado en Cuentos el 5 de Noviembre, 2005, 19:07 por tomasboasso

ENTRE LOS PIES Y EL SUELO

 

Las ilusiones engañan. Esto es solo un juicio analítico, ilusión, engaño: aro de humo de cigarro que nace fuerte y se desintegra como si nada. Así fue y así será. Verte tan entusiasmada, pensar que la pista estaba desierta, escucharte palpitar al acercarte. Cuánto que reíamos y qué bien que se estaba. Aires de libertad y sueños nos envolvían; entonces pensar en todo: el momento, el lugar, los movimientos, el después. Porque no solo el acotencimiento me imaginaba sino que el porvenir acariciaba mis espaldas y estaba presente. Y Ahora es todo tan claro, tan pasado estático, como aquel otro día, exactamente igual, allá por mis cinco años; un calco, te lo juro. Ilusiones; podría hacerlo, la esperanza me invadía y quería alcanzar el vuelo, iba a reír, iba a disfrutar en lo alto, eso lo sabía, lo predecía, como cuando terminara de darte ese beso que tanto deseaba: el porvenir cosquilleando.

            Tomé carrera y la pista era un cuadro inmóvil, un vacío que me imantaba, un portal. Empecé a pedalear y caminé hasta tu casa, levanté tierra y las ruedas de mi bici se hacían amigas y bailaban, mis pasos tomaban ritmo sin pisar las intersecciones de las baldosas, por las dudas. Pedaleé y pedaleé, tomé velocidad y sabía que iba a volar, mis cinco años me permitían sentir que iba a volar hacia el sur, siempre me gustó el sur y te toqué timbre, te vi y mis veintiún años sabían que estaba por lograrlo. Mi corazón latía al ritmo de los pedales que ya no aguantaban, jugaban a ceder, taquicadena de sueños y golpes; incliné mi cuerpo en forma aerodinámica como un jockey, el horizonte se acercaba, y en ese momento sentí que levitaba, que empezaba a volar, supe que despegaba, que todo se hacía realidad, que mis puños se apretaban a la cruz del manubrio, que te tomaba de la mano y te acercaba hasta mi pecho para que pudieras verificar el torbellino de un corazón necesitado, urgente; te aseguro que me sentí en el aire, sentí que se acercaba el momento en el que podrías llevarme hasta tu sur para recorrerlo sin brújulas ni norte, se me durmió el cuerpo, levitaba y los pedales y mis pies ya no se veían, cerré los ojos, el último acto, me acerqué, te besé, solté los pedales en el aire y me congelé en tu boca.

              Todo quieto, como una ilusión. Porque aquella vez, te juro amor, que aquella vez, fue igual; caí al piso como siempre, sin despegar, caí como ese día en el que te fuiste sin decirme una palabra, dejándome con la ilusión entre los pies y el suelo.   

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-