"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




5 de Noviembre, 2005


Entre los pies y el suelo

Publicado en Cuentos el 5 de Noviembre, 2005, 19:07 por tomasboasso

ENTRE LOS PIES Y EL SUELO

 

Las ilusiones engañan. Esto es solo un juicio analítico, ilusión, engaño: aro de humo de cigarro que nace fuerte y se desintegra como si nada. Así fue y así será. Verte tan entusiasmada, pensar que la pista estaba desierta, escucharte palpitar al acercarte. Cuánto que reíamos y qué bien que se estaba. Aires de libertad y sueños nos envolvían; entonces pensar en todo: el momento, el lugar, los movimientos, el después. Porque no solo el acotencimiento me imaginaba sino que el porvenir acariciaba mis espaldas y estaba presente. Y Ahora es todo tan claro, tan pasado estático, como aquel otro día, exactamente igual, allá por mis cinco años; un calco, te lo juro. Ilusiones; podría hacerlo, la esperanza me invadía y quería alcanzar el vuelo, iba a reír, iba a disfrutar en lo alto, eso lo sabía, lo predecía, como cuando terminara de darte ese beso que tanto deseaba: el porvenir cosquilleando.

            Tomé carrera y la pista era un cuadro inmóvil, un vacío que me imantaba, un portal. Empecé a pedalear y caminé hasta tu casa, levanté tierra y las ruedas de mi bici se hacían amigas y bailaban, mis pasos tomaban ritmo sin pisar las intersecciones de las baldosas, por las dudas. Pedaleé y pedaleé, tomé velocidad y sabía que iba a volar, mis cinco años me permitían sentir que iba a volar hacia el sur, siempre me gustó el sur y te toqué timbre, te vi y mis veintiún años sabían que estaba por lograrlo. Mi corazón latía al ritmo de los pedales que ya no aguantaban, jugaban a ceder, taquicadena de sueños y golpes; incliné mi cuerpo en forma aerodinámica como un jockey, el horizonte se acercaba, y en ese momento sentí que levitaba, que empezaba a volar, supe que despegaba, que todo se hacía realidad, que mis puños se apretaban a la cruz del manubrio, que te tomaba de la mano y te acercaba hasta mi pecho para que pudieras verificar el torbellino de un corazón necesitado, urgente; te aseguro que me sentí en el aire, sentí que se acercaba el momento en el que podrías llevarme hasta tu sur para recorrerlo sin brújulas ni norte, se me durmió el cuerpo, levitaba y los pedales y mis pies ya no se veían, cerré los ojos, el último acto, me acerqué, te besé, solté los pedales en el aire y me congelé en tu boca.

              Todo quieto, como una ilusión. Porque aquella vez, te juro amor, que aquella vez, fue igual; caí al piso como siempre, sin despegar, caí como ese día en el que te fuiste sin decirme una palabra, dejándome con la ilusión entre los pies y el suelo.   

Gragea Michelet

Publicado en General el 5 de Noviembre, 2005, 18:24 por scalona

"He transmitido esas cosas tal como eran en mi pasión:  nuevas, animadas, ardientes (y encantadoras para mí) bajo la primera atracción del amor".

     Jules Michelet.     Cours College de France, lección del 6-3-1851, anotada como epígrafe en el Prefacio de Nathalie Léger  a la edición freancesa de "La Preparación de la Novela", de Roland Barthes.

Gragea Barthes

Publicado en General el 5 de Noviembre, 2005, 18:18 por scalona

"Yo podía decir, como el narrador proustiano cuando murió su abuela: No tenía que sufrir simplemente, sino que respetar la originalidad de mi sufrimiento; porque esa orginalidad era el reflejo de lo que en ella (ella) había de absolutamente irreductible, y por eso mismo, perdido para siempre"  

                       Roland Barthes    - La Cámara Lúcida.  p. 117

Decir Hacer

Publicado en De Otros. el 5 de Noviembre, 2005, 18:12 por lilian
             I
Entre lo que veo y digo,
entre lo que digo y callo,
entre lo que callo y sueño,
entre lo que sueño y olvido,
la poesía.
             Se desliza
entre el sí y el no:
                        dice
lo que callo,
                calla
lo que digo,
                sueña
lo que olvido.
                 No es un decir
es un hacer.
                Es un hacer
que es un decir.
                la poesía
se dice y se oye:
                      es real.
Y apenas digo
                      es real
Se disipa.
             ¿Así es más real?
              II
Idea palpable,
                  palabra
impalpable:
               la poesía
va y viene
              entre lo que es
Y lo que no es.
                    Teje reflejos
y los desteje.
                  la poesía
siembra ojos en la página,
siembra palabras en los ojos.
Los ojos hablan,
                     las palabras miran,
las miradas piensan.
                           Oir
los pensamientos,
                        ver
lo que decimos,
                     tocar
el cuerpo de la idea.
                           los ojos
se cierran,
              las palabras se abren.




Octavio Paz,México.
                   1914-1998




En un rato vuelvo:

Publicado en Poemitas. el 5 de Noviembre, 2005, 16:59 por montidoro

Cuida la vida eterna de ese instante,

Defiende el trofeo de mis años,

Corta los yuyos de la indiferencia,

Riega la rosa del perdón,

Tira el pañuelo de lágrimas,

Riega los campos de fertilidad,

Monta el tren del nunca más,

Échate a volar entre sábanas,

Visita el almacén de los sueños,

Compra ángeles que lleven tu nombre,

Revisa el cajón de los recuerdos,

Cambia el cuadro de lugar,

Para que cuando vuelva,

Encuentre todo igual.

C o r t e s í a

Publicado en General el 5 de Noviembre, 2005, 4:34 por scalona

 

 

 

 

Cortesía

 

 

 

Mi terraza es de baldosas naranjas

y por cortesía con el cielo

nunca quise cubrirla

con esas membranas cegadoras

color plata.

Cerca de las nubes y el río

desde el aire

debe parecer

una hoja a cuadritos

lista para pintarle

una fruta

y dos peces de Matisse.

 

Esa clase de baldosas pizarra

para trazados temblorosos

con autitos de plastilina

o canchas de fútbol

para equipos de botones.

Por cortesía con el cielo

con un trozo de carbón

sobrante

de la última parrillada

comencé a escribir poemas.

 

Es que yo quería escribirte

de un modo que vos no supieras

deseando

en secreto

que se enterase todo el mundo.

Quizá el telescopio Bubble

el Google Earth

los espías de Bush

o el avión de catastro

que actualiza el impuesto inmobiliario.

 

Alguien habría de avisarte.

Eso espero

todavía.

 

Porque alguien lee las terrazas :

aviadores, satélites

la voz del viento

la vecina del séptimo

y Dios mismo

-me gusta creer-

como un niño convaleciente

espera que uno de esos garabatos

de carbonilla

sea aquella paloma demorada

de otros naufragios

sobreviviente

última

 del Arca de Noé.

 

 

  

Por cortesía con el cielo

a veces

el poema es penitencia:

debo escribir cien veces

te amo

te amo

 te amo.

Y si en un renglón

me aburrí y me salió

te amé

dos más abajo

te amaré

 te amaré

 te amaré

hasta en la terraza del vecino.

 

¡Qué dicha

perforarle a la tierra

 el Plavicom fibrado!

 

Por cortesía con el cielo.

 

Alguien habrá de avisarte.

Espero.

Y que vengas rápido

antes que la lluvia

borre el poema

o anegue mis ojos

para siempre.

 

 

Marcelo  Scalona

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-