"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




ESPEJITO ESPEJITO

Publicado en Cuentos el 22 de Octubre, 2005, 18:05 por analialardone
    Cayó y se vió trizado el cielo, lo descubrió en ese instante en el que llevaba un incurable letargo en las sombras de su solitaria casa. Lo miró fijo como para descubrirle el secreto, como quien mira las manos del mago, pero no había más que eso... Celesteblancoamarillento, colores enmarañados que creaban bellezas semitransparentes. Y ella pensó en la muerte, pero eso no era la muerte, lo sabía. Sus ojos lograban reflotar su designio a través de los cristales mutilados por culpa de la torpeza. Una luz ajena que para ella se apagaría, tal como todo se extinguía en su vida, la llamaba desde el piso sin cederle la posibilidad de levantar la cabeza. Reclinada, casi en cuclillas, recordaba cuantas tristezas había ganado; en una deslucida agenda de teléfonos sin usar del tamaño de la palma de su mano, las había ido volcando en las noches heladas de los pasados siete inviernos. Recordaba qué joven que se veían sus dedos mientras escribía en ese entonces.    
    Como pocas veces había sucedido desde su último sueño placentero, esa mañana la perfección resucitaba, dibujándose con exactitud en el frágil adorno desmenuzado sobre la única baldosa rosada gracias al efecto decolorante del sol. El resto, formaba una enorme y enjuta plataforma roja, en algunas partes ahuecada por roturas viejas donde se asomaba algún tallo prominente que le daba aspecto de abandono. Y ella rememoraba la muerte, sobre todo ahora que sus huesos sentían el frío que entraba por sus rodillas. Eran tan sugerentes los pequeños rayos de luz, que fueron por segundos la puerta del túnel que atravesaba aguardando su deceso. Cautivada, sujetaba inmóvil su mirada, y en ese rapto de agonía, yació inexorable lo que duró el cielo en quitarse del patio, hasta ver que los cristales ya se iban opacando.
    Buscó una escoba, mientras volvía a evocar la rauda muerte. No eran siete años hacia adelante, sino hacia atrás, estaban
enumerados en su agendita, congelados. Había descubierto el truco del mago. El atomizado espejito se transformó en materia deshechable, y se confundió entre papeles, restos de yerba y comida, matando el éxtasis que la había hecho salir al patio después de tanto tiempo. Sintió un relámpago sobre su cabeza y en un arrebato instintivo, levantó la vista y sonrió feliz. Sabía que su hora había llegado.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-