"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




20 de Octubre, 2005


Plagio

Publicado en Fotitos. el 20 de Octubre, 2005, 19:35 por cbagnato

Foto-foto de FABRICIO SIMEONI

Publicado en General el 20 de Octubre, 2005, 18:06 por scalona

siguiendo las sesudas instrucciones de María Paula, acabo de poner en mi album la foto de FABRICIO SIMEONI, alias "Toro Sentado", alias "el terror de calle.... nº 1289", alias "el terror de calle.... nº  444", alias "el terror de calle....  nº 1078", alias "el terror de calle.... nº 842", alias "terror de los almogavares", alias "terror de las evangelistas..." y así...

eso sí, como soy un f igurón insoportable, para ver la foto del Fabri, no van a tener más remedio que ver las mías...

y de paso, aviso... hoy tampoco firmaré autógrafos en la Feria del Libro.    

                                                     Marce

 

DUELO AL SUR

Publicado en Parodias el 20 de Octubre, 2005, 17:18 por Omarmay

El Bizco Giménez siempre conducía su desvencijada bicicleta raudamente. Un desesperado. Como un poseso del pedal rumbo a la ciudad. En realidad no padecía de estrabismo, era tuerto nomás. El ojo izquierdo se lo había vaciado con  el manubrio de la bicicleta en una rodada, pero él, juraba y rejuraba que había sido en un entrevero prostibulario, una noche de timba y mujeres, en los años mozos.

La piedad de los parroquianos, la misma que autoriza a los grandotes a decirles chiquito y rengo a los paralíticos, lo nombraba cariñosamente "Bizco", intimidados, además, por su mal carácter.

No era el único cambio que el ojerizo había impuesto a su personalidad, ya que a Bruno Giménez, como había sido anotado en el Civil, lo cambió por Jiménez , para diferenciarse del padre que le había dejado como herencia todas las ETS (Enfermedades de Trasmisión Sexual) que hubiera, y una chacra, en su afán de perderlo todo en cuanto juego y desliz amoroso se le presentara.

Al apellido materno lo desconocía por completo, como a su madre, lo único que sabía era que su abuelo se había enamorado de un lancero de Catriel y se había ido a vivir con él, con lo que se convirtió en el único conquistado en la Campaña del Desierto.

Cansado de pedalear las cinco leguas que lo separaban de su cracrita (si así se podía llamar a esa media héctarea llena de yuyos y un rancho que se caía a pedazos, sostenido mas bien por las vinchucas en "defensa de la vivienda única"), se detuvo en un recodo del camino, presa de un ataque de tos que atrajo a una mujer solícita en su ayuda. Al llegar, el bizco le estampó un esputo de sangre en mitad del pecho. Entre el asombro y el asco, la buena señora le dió tamaña trompada que lo tiró de culo con bicicleta y todo, mientras profería:

-¡Tuberculoso de mierda, hecete ver...!

Ante la evidencia de su mal y no poder conciliar el daño al vestido de la mujer, se internó nuevamente en la Lucha Antituberculosa, que, con el Bizco Jiménez, perdía siempre. Lo tenían que cuidar y alimentar, que era lo que en realidad le hacía falta. Un muerto de hambre. Un desesperado.

Mientras cumplía su período de rehabilitación, cepillaba a los otros internos en diferentes juegos.

- Debe ser la virtud del ojo hueco -se decian- cuando orejea las barajas, el humo del cigarrillo no lo molesta, y cuando apunta, evita cerrar un ojo para afinar la puntería y en eso...¡nos saca una gran ventaja!.

Cuando ya había esquilmado a todos apelando a sus recursos de viejo fullero, taimado y pendenciero, jugó por una colección de revistas El Tony y D'artagnan y las ganó. Ahí descubrió al Cabo Savino, con quien se identificaría de inmediato, por ser un estoico héroe de las pampas, cuyo coraje consistía en mantener a raya la hambruna permanente, quejarse de la mala paga que nunca llegaba, usando como única arma un rifle siempre sin municiones y su sable corvo, salvador.

Se deliraba tanto con las aventuras del Cabo Sabino, así lo llamaba, como él, que empieza a devorarse con fruicción cuanta revista le cae en las manos, muchas veces untadas con mayonesa, ajo y sal, ya que su ojo único se cansaba de tanta lectura.

Cuando al fin le dieron el alta, preparó su bicicleta. Era lo único que tenía. La había atado con alambres al espaldar de la cama. Se colocó el ajusta-pantalón de acero y salió raudamente del hospicio con la recomendación de que comiera bien: las revistas, no...le dijeron, porque le secaban el vientre.

Como anochecía, el rocío le mojaba las alpargatas y las hacían resbalar como escupida en plancha. A sus pedales solo le quedaban los ejes, y como corría peligro de agujerearse sus escuálidas piernas, decidió apearse en el primer boliche que se le cruzó, mentado como "La arañita de Martita", lugar emblemático de cafishios, tahúres, cuchilleros, pendencias y un cura gay que recitaba poemas del Mio Cid.

Mientras saboreaba una cañita brasilera, hojeó una aventura de Sabino haciéndose el distraído. Recibió el convite de jugar una partida de casín por parte de quien se le presentó como Lunguito, ante el azorado Bizco-Tuerto Jiménez que solo veía a un retacón rechoncho.

- Lunguito porque él -señalando a un hombrón sentado frente al billar- es Lungo Viejo, mi padre, que me adoptó para que juegue en su lugar... es que ya no ve bien...¿vió...? Y el señor de allá, aquél, es Poncho Pastorutti, pero dígale Poncho nomás.

Cuando el Bizco lo miró a Poncho, este se tocó el ala del sombrero con las puntas de los dedos, en una respetuosa y tajante forma de saludo. Vestía de traje y un poncho doblado en cuatro pliegues del lado de la siniestra: la canícula, a esa hora marcaba 40 grados.

Dedujo que era el matón de los lungos, a pesar de sus 84 años. El mote sería por la forma de protegerse con el poncho de las cuchilladas o simplemente para abrigarse.

La primera partida la ganó holgadamente el Bizco Jiménez. Por supuesto, el desesperado redobló la apuesta, retando además a Lungo Viejo por todo el resto que le quedara. Pero en esta partida la cosa no fué igual, entonces, cuando comenzó a presentir que iba a perder, afloró desde lo mas profundo de su ser la decisión de hacer lío, no pagar y salir corriendo con la bicicleta de tiro.

Empezó a hacerse el discutidor (¿ofendido de qué?), un tanto echando parada de guapo, pese a su esmirriada figura y esos ajustapantalones, sempiternamente calzados, dándole ese aire intemporal y patético.pero entonces, Lunguito advirtió la jugada y con el taco del billar en la mano le dijo intimidatoriamente:

-Págame aguja, porque te parto la cabeza.

La ofensa encrespó al Bizco Jiménez. Le asaltó la duda primaria si le había dicho aguja por lo flaco o por tener un ojo solo. Desde lo mas hondo de sus entrañas sintió que le subía el coraje prestado del Cabo Sabino, y ahí nomás se llevó instintivamente su mano a la espalda en busca del cuchillo.

Ante ese apronte del Bizco, Poncho se cubrió el brazo, acarició el frío mango de su facón, y  tembló ante ese contacto. O por el reuma crónico, vaya a saber...

Se quedó expectante ante los movimientos en pinzas de Lungo Viejo y Lunguito, rodeando al Bizco Jiménez, que con una velocidad centelleante sacó de su cintura el inflador de la bici, que era lo único que llevaba.

El sonido que hizo el inflador al desprenderse en sus tres tramos y ver al Bizco Jiménez blandiendo el bombeador, descolocó a sus contrincantes... y al Bizco también. Y tanto, que se dijo para sus adentros apelando a toda la bravura ante la adversidad de los hombres de ese indomable sur -si le hubiera puesto la manguerita, por lo menos, flor de chicotazos les daba-.

Pero ya era tarde, su suerte, siempre ojeriza, estaba echada.

Omar Maya. 

Una forma de subir FOTOS.

Publicado en ¡¿Blog?! el 20 de Octubre, 2005, 17:17 por maripau

En la barra de herramientas del cuadro donde escribimos los artículos, tenemos la opción para agregar fotos a nuestros posteos. 

Podemos agregar cualquier imagen, pero no basta con tener guardada la fotografía en nuestras compus, porque no se podría ver desde el resto de las Pc. Para ser vistas las imágenes necesitan estar online, colgadas en la red.

Una de las opciones que tenemos para publicar fácilmente las fotos, es creando nuestro propio álbum. Si no tenemos ningún álbum online, Zoomblog nos dá esa opción.

Crear un álbum es muy fácil. Cuando entren a la administración, abajo al final de la columna

de opciones de la izquierda hay dos link, vayan a "Ir a tu cuenta".

Probablemente le vuelvan a pedir contraseña, completen los datos.

Cuando lleguen a la pagina de su cuenta, aparece el nombre de cada uno y abajo varias opciones, entre las que aparece la de "Albúm".

Sigan los pasos para crearlo y comiencen a añadir las fotitos e imágenes que les gustaría publicar.

Una vez creado nuestro albúm, y subidas la o las imágenes, En el momento de publicar, hacemos click en la herramienta para agregar fotos y se va a abrir una ventana emergente donde se va a ver todo lo que tengamos cargado en nuestro álbum, seleccionamos la foto que queramos haciendo doble click sobre ella.

 También desde ahí podemos definir las dimensiones de la imagen, que igualmente se pueden modificar después con el cursor desde el cuadro para publicar.

Espero les haya resultado claro! Cualquier cosa pregunten!! 

Prueben, prueben, prueben, pruebennnn!!!         

festival solidario FABRICIO SIMEONI

Publicado en General el 20 de Octubre, 2005, 16:48 por scalona


J U E V E S    17   N O V I E M B R E         2 0 0 5
   21  hs.               TEATRO   LA COMEDIA
                      FESTIVAL SOLIDARIO FABRICIO  SIMEONI
Show Humorístico Musical
Presentación de Video-Documental  de Fabricio Simeoni
Presentación de su nuevo libro de poemas   " SUB "  Edit. CIUDAD GÓTICA
El guión básico del acto consiste en una presentación inicial de humor a cargo de
MIGUEL  FRANCHI   y  MARIA CAILA - presentadores
Grupo Cómico  ENFLAGELADOS   
la 1º  actriz Mónica  Alfonso leerá CUANDO SEA GRANDE  de Fabri-Tinivella y Roffler 
Canta  JORGE  FANDERMOLE
Adelanto del VIDEO DOCUMENTAL sobre Fabricio que está preparando
 GABRIEL GUILLAUMET 
Lectura a cargo de FABRICIO y amigos de los poemas del nuevo libro,  S U B    
Síntesis Video AGUA VIRGEN  (Héctor "Nene" Molina)
Presentación de un grupo musical  ad-hoc integrado por intérpretes
de grupos locales (PABLO PINO-Cielo Razzo, DIEGO ROMERO -Popono- de Los Vándalos y Nahuel Marquet Degradé), teniendo a la cabeza a  COKI DEBERNARDIS. 
C I E R R E..............Artista sorpresa.....
VALOR DE LA ENTRADA       $   1 0  .-    (diez pesos)
VENTA ANTICIPADA  en el Teatro LA COMEDIA  a partir del lunes 30 de octubre
todos los días  de   10   a  20 hs.
En el foyer se venderá el libro SUB  (10 $) y remeras con el logo de Toro Sentado con diseño de Fer Bottazzini.
Apoyo importante de SECRETARIA CULTURA MUNICIPALIDAD DE ROSARIO
nosotros haremos  UN PROGRAMA DE MANO
para regalar a los asistentes
contando la vida y obra de Fabricio
y las razones de hacer este Festival SOLIDARIO...
Producción NO  Comercial:    MARCELO SCALONA  (440-7046 - 156.175958)
                                   y   MIGUEL CULACIATI  (449.0034  - 155.556781)
Colaboran en artística:     MARIO GIACOMINI    (156.170818)
                                     ROLY  LOGIUDICE
ADJUNTAMOS FOTO DE FABRICIO SIMEONI  para poner en el programa mensual
del  teatro.    
Síntesis sobre Fabricio y razones del festival:
Fabricio Simeoni tiene 31 años y padece desde el año y medio de vida, atrofia espinal progresiva, lo que de hecho supone que sólo posea movilidad de los ojos y la boca.   Es periodista graduado y reconocido poeta de la ciudad, declarado ARTISTA DISTINGUIDO por el Concejo Deliberante de Rosario el día 5-5-2005. Coordina su propio taller literario en la Biblioteca Popular Gastón Gori de Fisherton  y tiene cuatro libros de poemas ya publicados. Es columnista colaborador del programa radial DIEZ PUNTOS, de Luis Novaresio, los días viernes, por LT 2. En virtud de su difícil problema de salud, sus necesidades económicas son muy grandes (silla de ruedas, computadora por sistema de voz, traslados, cuidados permanentes y personalizados) y su familia posee un ingreso normal-medio que no alcanza a cubrir muchos de sus requerimientos.
La finalidad de este Festival es reunir los fondos suficientes para comprar una silla de ruedas electrónica por comando de voz y una computadora laptop con la memoria suficiente para funcionamiento de programas de voz.  La silla se fabrica en San Pablo, Brasil y tiene un costo aproximado de $ 20.000.- La laptop, entre 5 y 7.000 pesos.-
Algunos se preguntarán porqué hacer esto por Fabricio y no por otros cientos que pueden estar en su condición.
Bueno, hay tres razones puntuales, primero, FABRICIO es nuestro amigo;  segundo, es POETA y tercero, como diría MIRTA GUELMAN, parafraseando a SARTRE,  "su coeficiente de adversidad es casi inalcanzable".  
 por  favor  reenvien  este mail a sus contactos.  
¡ Esto es un SPAM, claro...!!!!
porque la única manera de vivir,
a veces, es contagiándose.

Mensaje de M A L E

Publicado en General el 20 de Octubre, 2005, 16:21 por scalona
----- Original Message -----
Sent: Thursday, October 20, 2005 1:25 PM
Subject: Blog

Hola, Marcelo:
Vi anoche el blog, está buenísimo, ya voy a poner algún comentario.
Por ahora, me tomé el atrevimiento de poner tu aviso en nuestro weblog. 
La semana que viene pondré la información sobre el festival para Fabricio.
Un beso, Male.
-------------------------------------------------------------------------------------
M A L E,    es una de las responsables de la cátedra de REDACCIÓN DE LA CARRERA DE COMUNICACIÓN SOCIAL en la U.N.R...    o sea....  estamos bien orientados...  eeeeeaaaaapépé.... diría Bagnato que decía Balá...    salute....
A U N Q U E....  mi parte Gargamet de Papá Pitufo, mezcla con el Señor Barns, no puede dejar de quejarse, CHeeeeeee...  escribannnnnnnnn... o para el 4 de noviembre les preparo un recital sorpresa de BUSCAY....
no se hagan las o los boludas-os... hay muchos que aún no colgaron nada y tienen textos muy buenos...   for example....  
¿ OMAR... qué esperás para colgar el BIZCO...?  
¿ Susana, aquel texto tuyo, hermoso y apretado sobre las VENTANAS...? 
¿Y mi abanderado Dotor ARMAS, cuándo va a colgar aquella cartita de desamor hecha al amparo de la canción de Joan Manuel....?
¿ Y el amigo cordobé... Cal-litos,  cuando va a colgar TIBIEZA... o la síntesis argumental de SEDA que con gusto, se la afanaría Baricco, o BUSCAY, claro...?
¿ Y el Sr. JUGOLINI... colgará alguna vez sus OBLONGAS o la bella epifanía de Caronte...?
¿ Y Tomasito... Boassín...  qué espera para poner uno de sus poemitas "embotellados" en esa dichosa forma de "Rayuela"....?
¿ Y Lorena Ensaimada Aguado... cuándo...? pero cuándo colgará la fina parodia de Julia Roberts...?
¿Y Botta, si ya dejó la dirección técnica del REAL MADRID, qué espera para publicar aquel relato del croata de Casilda... Casilda o Cañada de Gómez... llena de intertextualidades barthianas barriales...?
¿Y Javkin....?  Hasta después del 23... ¿nada...? ¿ni una frasesita articulada de Onetti sin haberlo leído nunca...?   ¡ Hasta Vardamú no paramo... no...!
¿ Y el bello quesiquenó de la Aramburu...?  ¿No...? ¿Sí...?  ¿No sé...?
¿Y Rodrigo... aquella aguafuerte de las viejas sordas que se mataban solas en el disparate
previo a ver la peli del Monumental...?
¿Y la parodia del helicóptero de GABI... la del tipo que seducía con el helicóptero... y que tanto recuerda los juegos seductivos de CAL-LITOS Jr...?
¿Y los últimos poemas de La FERESÍN femme fatale... con esos espejos que vuelven tanto amorodio a algún salame que se demora leyendo las charlas de quincho del Ámbito...?
¿Y Juárez, perro rabón callejero... para cuándo el ASCO lleno de...?
¿Y el análisis de CIGARROS de Alberto....  y Alberto...?
¿ y digo yo... no se podrá colgar en windows media el recitado vivo y a capella de ROBERTO el día de la fiesta en la terraza... ese mix RIMBAUKOSKI... ?
Bueno, ya saben que no tengo paciencia. No tengo.  ¡ Quiero leerrrrrrrr...!
Suave desaliento, poema narrativo, un cliché remanido, un amor imposible,
un soneto endecasílabo, un hipérbaton y una crónica literal de las lápidas del cementerio disidente... lo que sea... copien la guía telefónica... PERO ESCRIBANNNNNNNNNNNNNN.....
                                            Marce

Los funerales de Agenor

Publicado en Parodias el 20 de Octubre, 2005, 15:41 por gabrielagervasoni

LOS FUNERALES DE AGENOR

 

                  Cuando los empleados estaban a punto de apoyar el ataúd sobre una especie de ascensor que lo llevaría hacia su morada final, alguien advirtió que no estaba la viuda. Roberto Pérez fue a buscarla al bar. Tita estaba comiendo una pata de ternera, entera, a la parrilla. Se había sentado junto a la ventana que daba al lago artificial, donde unos graciosos y delicados cisnes nadaban en círculos.

                  -Sentate, Robertito, ¿me ayudás con el tinto?

                  Pérez contestó que no y le pidió que lo acompañara.

                  -Qué, ¿no lo enterraron todavía? –preguntó ella con evidente disgusto.

                  -No… te están esperando a vos, sos la mujer…

                  Roberto pidió la cuenta y cuando giró para salir Tita tomó el último sorbo de vino, del pico, como dándole un beso apasionado y final.

                  Desde la puerta del bar se veía el tumulto que había congregado Agenor. Los asistentes, a lo lejos, eran sólo una mancha negra, compacta y silenciosa. A medida que Pérez y la viuda se acercaban las personas recuperaban la individualidad y la voz. Se oían algunos suspiros, resoplos, toses impostadas, frases célebres (“quién lo iba a decir”, “se nos fue”), palmadas en los hombros y el sonido de besos aéreos y desamorados.

                  En la primera fila, justo al borde del sepulcro estaban los dos hijos de Agenor con sus esposas y una prolija hilera de niños rubios y bien vestidos (los nietos). Medio tambaleante (no tanto por el esfuerzo de desenterrar los tacos como por el sopor en que la había sumido el alcohol) la gorda Tita, tal como la llamaba el difunto, se plantó entre sus dos vástagos. Detrás de ellos estaban los amigos: Pérez, Ismael San Andrés, Rubén, el “Palomero” Iriarte y el Rengo Otero. Detrás de esa “barra” se había ubicado el resto de los asistentes.

                  Pérez pidió a los empleados que esperaran unos minutos, ya que el sobrino de Agenor había ido a buscar al cura para que diera una pequeña bendición o dijera algunas palabras. Todos esperaron en forzado silencio. Cada tanto Tita suspiraba fuerte o inclinaba el pecho sobre el ataúd mientras sus hijos, con gran esfuerzo, la retenían sosteniéndola de los brazos.

                  Desde la capilla volvió Miguel, el sobrino; murmuraba y traía un paso apurado y torpe.

                  -Que no, dijo. Que no… que no puede

                  -¿Que no puede qué? -preguntó por lo bajo Tita.

                  -Que no lo puede bendecir, que lo llamemos al Pastor Silvestre, me dijo el guacho…

                  El silencio se transformó en un rumor sostenido, casi un zumbido. Hij… curdemier…pobreciiit... .y, algo…

                  Tita tomó a Pérez del brazo y le pidió que despidiera a Agenor:

                  -Sos como su hermano, Robert… Toda esta gente acá, hasta el pedicuro de Agenorito vino… y se van a ir así, si unas palabras, un rèquiem.

                  Pérez se negaba con voz muy baja, con gestos suaves. Mientras el rumor crecía, Tita seguía exhortando al amigo. Tras largas súplicas de todos los asistentes, quizá conmovido por la voz dulce de la nieta mayor de Agenor (que mientras le pellizcaba la nalga imploró: “por el lelito te lo pido”) muy de mala gana Roberto se abrió camino hacia donde estaba su amigo.

                  De nuevo imperó un gran silencio, interrumpido apenas por el revoloteo de un cuervo sobre las cabezas de los asistentes. El animal se posó sobre un pequeño pino cercano al sepulcro y desde allí presenció el resto de la ceremonia.

                  Pérez se cruzó las manos detrás, sobre la cintura y mientras miraba el suelo, tosió un poco, como buscando el tono. Después, mientras el gentío, ansioso, lo miraba esperando sus palabras, dijo:

                  -Agenor...-e interrumpió el discurso. Tita se arrepintió de haberle pedido que hable justo a él, un tipo menos carismático que Binner, con menos verba que el Lole... La consoló pensar que fue una salida de emergencia, ante la negativa del desgraciado del cura.

                  -Agenor fue… -siguió Roberto. Mantenía la mirada en el piso y las manos atrás, pero ahora se balanceaba con algo de nerviosismo- fue…

                  Las caras se desfiguraron, el cuervo se mantuvo en vuelo rasante sobre el sepulcro y personas que asistían a otros entierros se acercaron para escuchar el discurso que, ahora en voz alta y clara pronunciaba Pérez:

                  -Fue… bostero, un liberal hijo de puta y gaaaaarca… eso fue este hijo de puta. Lástima que se no se murió antes, así hubiera jodido menos gente.

                  El cuervo seguía haciendo piruetas, sobrevolando la ceremonia. Poco a poco, la gente pareció ir saliendo de la sorpresa para sumergirse, casi gozosamente, en las palabras de Roberto. Fue un momento majestuoso, inolvidable y conmovedor… de la tierra surgió un clamor popular y sincero, un grito que cubrió el Memorial Park of Roldan y llegó hasta los oídos inertes de Agenor:

                  -¡Hi-jodeputa, hi-jodeputa!

                  (Dicen los empleados que tuvieron que sacrificar al cuervo, porque no había forma de separarlo del cajón).

 

 

                  Gabriela Gervasoni

Cuarto Creciente

Publicado en Poemitas. el 20 de Octubre, 2005, 15:35 por tomasboasso

   

Cuarto creciente

 

    Ahora tu luna es un cuarto creciente, pero lo dejo en suspenso. Quiero disfrutar de cada fase como corresponde, alargando la tentación de la luna llena.  Este eclipse perfecto juega conmigo y yo lo domino, mientras tanto te beso. Y desciendo para recorrer los pasillos de tu cuello hasta entrar nuevamente en las fases lunares. Con los dientes desplazo al blanco planeta para contemplar media luna, la veo reflejada porque un haz de luz penetra por quién sabe dónde, casi perfecta, perfecta en realidad, gracias a la textura de tu corpiño. Y vuelvo, siempre vuelvo hacia tus labios y no me canso, y mis manos caen para abrazar una cadera que ahora se trasforma en cerro ascendente, y siempre hasta llegar a la cima donde me instalo mientras te sigo besando. Sin quitarte de encima mis palmas exploradoras de lo que ya conocen o creen conocer (porque cada día hay algo nuevo), te miro, y mi vista entra en nuevo trance con la luna, que por arte de los movimientos quedó destapada, llena por fin, y me estremece, no se vacía nunca a pesar de que rebalso, quiere verme como ella, siempre tiene más. Por ahora, la otra luna sigue sin aparecer, pero no lo soporto y es allí cuando me hundo en el valle de ese universo y arranco todo lo que se interpone, toda materia espacial que juegue a no ceder, entonces al fin sos toda mía y soy todo tuyo, piel y piel; lengua y labio; mano y pelo; mano y mano; lengua y piel; labio y pelo. Y todo se repite y se mezcla, y transcurre en otro mundo al que fuimos con caricias, y del que regresamos tiempo más tarde, luego de un despegue invadido por el humo de dos naves espaciales encendidas, llenas de nicotina.    

JULIA ROBERTS Y YO

Publicado en Parodias el 20 de Octubre, 2005, 15:25 por Lorena Aguado

Hacía una semana que me venía sintiendo Julia Roberts. Linda como Julia, alta como Roberts. Lo que me gustaba de ella era que daba lo mismo si era una prostituta, o una víctima de la violencia de su marido o estuviera sola en el mundo, desocupada y con tres hijos. Siempre estaba impecable, hermosa, delicada y con los dientes blancos y parejitos.

Así me sentía yo desde ese día que lo conocí.

Como siempre, salí a trabajar y vino hacia mí, un auto hermoso, elegante, negro y con techo amarillo. El tipo que manejaba me lanzó una mirada cómplice y fui yo la que preguntó cuánto cobraba.

Sin pensarlo, me acomodé en el asiento trasero forrado de un plástico transparente que hacía ruido cada vez que me movia. Eso me incomodaba, pero más me incomodaba él.

Era muy parecido a Richard Gere. No era castaño, ni tenía una mirada seductora, y mucho menos era elegante, pero tenía un aire.

Mientras hablábamos, a mi me empezaron a salir los subtítulos por debajo de la cadera, comencé a tratarlo de tú, una cosa rara en mi,  incluso en un momento él me preguntó si era extranjera y yo le respondí: "Soy de aquí, como tú".

Dos minutos más tarde el auto se detuvo y nos despedimos con un insólito y vaticinador "hasta mañana". Y así transcurrieron los días, casi a la misma hora pasaba el Renault 9, modelo 95, joya, siempre taxi y a medida que se acumulaba el número de ascensos y descensos, él redondeaba el vuelto a mi favor y yo me sentía cada vez más Julia Roberts en Pretty Woman.

Recuerdo que una vez me vestí de rojo y le pregunté si le gustaba la Ópera. Él me miró por el espejito retrovisor, sonrió largamente (algo que siempre me gustó de Richard Gere) e hizo un chiste muy malo sobre unas obleas rellenas.

Pero antes de ayer me lo encontré a la salida de la oficina, algo raro en él.

Estaba esperándome dentro del auto con la ventanilla baja, cantando un tema de Roxette que sonaba a todo trapo en el estéreo desmontable. Le pregunté: "Qué haces aquí", pero él no me escuchó. Me invitó a subir al auto, y esta vez levantó el seguro de la puerta de adelante.

Yo justo había ido a la peluquería a hacerme unos rulos parecidos a lo de Julia, pero no me había depilado, eso me angustiaba un poco.

Fuimos a tomar un café. "I´d like a cup of coffee", le dije a la moza, y ella con mirada extraña me dijo "OK".

Hablamos durante horas. El no era separado, su padre no le había dejado una fortuna, ni siquiera tenía un socio más ambicioso que él y por lo visto tampoco tenía un peso para regalarme un puto collar.

En eso, cuando ya la cosa no daba para más, Richard decidió llamar a la moza para pedirle la cuenta y vocalizó la primera propuesta de la noche: "¿Vamo a un telo?"

Y yo no sé qué me pasó, pero miré hacia la calle y recién ahí lo miré a él. Sentí que tenía que tomar una decisión. Pensé en la sonrisa blanca de Julia y en sus películas. ¿Qué haría ella en mi lugar?

No sé cuanto habré tardado, pero finalmente resolví pegarme un buen revolcón. Y al otro día, temprano a la mañana, levanté el teléfono y cancelé mi cita con el dentista.

... Lorena Aguado ...

PALOMAS DE LA TARDE

Publicado en Cuentos el 20 de Octubre, 2005, 10:07 por erreve2003
 PALOMAS DE LA TARDE.
 
La tarde caía inevitablemente sobre la ciudad, sobre el banco del parque en
donde estaba sentado. Alguien se paró detrás de mí y apoyó sus dedos entre los
lentes y mis ojos. Unos dedos de mujer. Comprendí que se trataba de alguien que
hacía tiempo que no tenía noticias sobre mí. Que no sabía que me había quedado
ciego. Ella inclinó su cuerpo hacia adelante, a un costado del mío, y su pelo
acarició mi cuello. Ya casi no puedo recordar en imágenes, mi memoria se ha
vuelto rancia, áspera y torpe. La ceguera ha masticado y escupido las formas del
mundo que conservaba en mi cabeza y ahora todo se funde, se mezcla, se desgrana
caprichosamente sin lógica ni orden. Con esfuerzo y sin certezas asigno rasgos,
que mañana serán otros, a quienes aún me visitan y me abruman con charlas que
las vivo como interminables, infinitas. Me pregunto como eran mis viejos muebles
inútiles; si las paredes de mi casa serán de color rosa u ocres, o si los ojos de
esa mujer, eran verdes, o tristes y grandes, o si algo de eso importa, o no, tal
vez eran negros y profundos, ocultando terrores subterráneos, como la puerta en
el piso, de Irving. Pero  recuerdo olores; perfumes y nombres que se asocian. Y 
cada fragancia es un gesto, un rasgo único. Y su nota, la nota de esa mujer, de
esa mujer que es aquella, es un extracto que me devolvió a su piel disipada por
el tiempo. Y recuerdo sonidos, voces físicas, palabras que empujan, que son pies
sobre la arena, palabras como sueños y como golpes,que son arterias sangrantes y
brazas y balas.
-¿No te acordás más de mí?- dijo su voz a mi oído.
Y luego sentí su aliento en mi cara, frente a mis ojos muertos enfundados en el
oscuro sepulcro de carey.Ella habría clavado su mirada en mi rostro mutilado, libre
al fin de toda expresión.
 Y el silencio colgó de nuestras bocas por unos instantes, por unos siglos, por
unas cuantas vidas.
-Me parece que te equivocás de persona- dijo mi voz.
Y otra vez los silencios como océanos.
-Sí...creo que me confundí- dijo su voz de cristal trizado, pero que mantiene
aún la forma, sin derrumbarse todavía.
-Sí,creo que sí.-dije-.
 Y el espacio se llenó con el aleteo de las palomas de la tarde.
 
                                                                                       Roberto Vince.
 
 

Addenda sobre UNA MUJER DIFICIL... la peli

Publicado en General el 20 de Octubre, 2005, 9:05 por scalona

Una frase de John Cheever (1912-1982), en su cuento CRÓNICA DE LOS WAPSHOT, que explica bastante uno de los nudos semánticos de la historia del libro de Irving: 

 "EL HOMBRE NO ES UN SER SENCILLO, LA ESPECTRAL COMPAÑIA DEL AMOR VA SIEMPRE CON NOSOTROS"

Para los que no son del taller, quería aclarar que, vimos la peli con los grupos de Martes y Jueves como parte de análisis de la estructura de la novela y creación de el personaje.-

El sitio web de la peli es www.thedoorinthefloor.com

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-