"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




18 de Octubre, 2005


V e n t a n a s

Publicado en General el 18 de Octubre, 2005, 23:28 por scalona

                      

                   Ventanas

 

“ No tener más ventanas

   para mirarte”.

                           Juan Rodolfo Wilcock

                  Persecución de las musas menores

 

 

 

 

Son dos ventanas enfrentadas.

Dos vecinos

calle al medio

separados por el catastro

el 133

el clavel del aire.

o la película de Truffaut.

Y se miran

rabillo, casi

perfil.

La vio que lo vio

Es popa y escondida.

Tren fantasma:

el amor es la infancia.

El primer eclipse es

una mirada de aburrimiento,

el azar, la curiosidad,

la cuestión del clima,

el par de piernas,

o el golpe que hace el viento

en las persianas de ella:

¿lloverá por fin...?

 

El hace un leve movimiento de cabeza,

una especie de hola...

pienso, luego...

dijo René:

Van der Kerkoff, Descartes, Pontoni.

“Pica, pica...”

parece gritar él

pero ella le cierra los volados de tul blanco

como si viniera un granizo

de Jinete del Apocalipsis.

¡Que te parta un rayo...!

 

 

Otro día se hace un suspiro,

una conjetura

memoriza algún detalle.

-Parece medio bruta... ¿nunca leerá?

-Debe ser un pobre tipo, ni siquiera tiene auto...

-¿Lucía...? Tiene pinta de Lucía.

-Debe llamarse Bodo,

como Bodo Illner, el arquero alemán.

Bodo-que... ja... debiera dejar los postres.

-¿A quién le dice?

Acaso sea una Penélope cornuda.

                               Pero no...

parece Lucía.

¿O será  porque está escuchando el disco?:

“...no hay nada más bello

que lo que nunca he tenido”.

 

 

                            Por fin llega un día cálido.

Abiertas de par en par

parecen dos bocas en las puntas

de un callejón en el aire

que invisible cruza

como un tren del paraíso.

 

                            O mejor,

salen a las terrazas

y la vista es a cuerpo entero:

-Sí... es bonita... es más bonita de lo que...

-No está mal el mirón

 la verdá que si tuviera auto...

 

                            Un túnel imaginario

un espejo imantado

un lecho de rocío

irresistible

como la luna de la distancia,

de la espera.

Lo soñado.

Los ojos son planetas que hacen eclipses

cuando cruzan sus fuegos

en líneas paralelas:

el deseo tiene la velocidad de la luz

y sin recaudo

entrar en el alma de otro

puede desintegrarnos.

Lo dijo el Comandante.

Siempre lo dicen tarde:

Challenger, Columbia, Cupido.

 

 

El tablero de comandos son los visillos:

“me parece que se movió la cortina...

de seguro está viendo qué hago...”

Y las horas de los regresos

en plena noche

encender una luz sin hacer falta.

Sólo para que el otro sepa:

“llegué, llegué...

y estoy pensando lo mismo”.

Un código morse

un secreto

quita el azar

la inocencia

el aburrimiento.

 

                            Allí hay una historia completa.

                            El deseo

                            pero todavía falta

                            entender el lenguaje

                            de la ropa tendida:

                            sábanas, bragas, cojines

                            poema, cuento, película

te amo, te amo, te amo

no se dice

nunca

se dirá

para que sea definitivo.

No hay que decirlo.

Mirar.

Avistarse.

El amado es un horizonte

un código morse

secreto:

 

tres flashes

                    son sí;

dos flashes

                    son mañana

y toda la noche

                        encendida

es para siempre.

 

 

                                       Marcelo   Scalona 

Viento

Publicado en De Otros. el 18 de Octubre, 2005, 11:28 por cbagnato

Se levantó viento...Primero fue como la voz de un vacío...un soplar en el espacio hacia dentro de un agujero, una falta en el silencio del aire. Luego se alzó un sollozo del fondo del mundo, un sentir que trepidaban los vidrios y que era realmente viento. Después sonó más alto, como un bramido sordo, como un llorar sin llanto ante el ensanchamiento de la noche, un crujir de cosas, un caer de pedazos, un átomo del fin de mundo.

Fernando Pessoa – Libro del desasosiego – Frg. 52

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-